Alerta mundial por el coronavirus

Sanidad descarta cerrar los colegios de los niños afectados

Los primeros pequeños con virus viven en Castilla-La Mancha y Madrid

05.03.2020 | 01:30
Los más pequeños son el sector de la población menos afectado por el virus.

Madrid – El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró ayer que los niños tienen una evolución clínica "mucho más benigna" por el coronavirus y descartó que sea necesario cerrar los colegios para controlar la epidemia, que ya afecta a tres menores: dos en Castilla-La Mancha y uno en Madrid.

Así lo especificó Simón en su diaria comparecencia, además de insistir en que "la mortalidad es realmente baja" en los menores. Según los datos que expuso, en China no se ha registrado ningún fallecimiento en menores de 9 años, mientras que en el grupo de 9 a 20 la mortalidad es del 0,2%. De todas formas, destacó que "cualquier enfermedad que afecte a los menores se tiene que valorar con mucho cuidado porque, además de ser un grupo muy sensible, puede suponer núcleos de transmisión en sus familias".

Simón subrayó que "ahora mismo no tiene sentido cerrar los colegios" y recordó que el Ministerio de Sanidad facilita información a las comunidades autónomas con las medidas a adoptar para que la trasmitan a familias y profesores, que principalmente se centran en la prevención de riesgos y detección precoz de casos.

Además, detalló que comunicaron a los centros educativos que "algunas aulas, algunos profesores o algunos contactos muy estrechos de los niños tienen que ponerse en cuarentena" cuando se detecta un contagio.

El director insistió en que las valoraciones sobre la situación son "muy cuidadosas" y "no son decisiones que se toman en un minuto", al destacar que "el impacto de un posible cierre de colegios no beneficiaría al control de la epidemia".

Sobre el caso registrado en Madrid, la Dirección de Salud Pública de la comunidad autónoma indicó ayer que se trata una pequeña de 4 años que estudia en el colegio Paraíso Sagrados Corazones, de Madrid, y que está "asintomática".

Según indicaron desde la consejería madrileña de Sanidad, los padres dieron previamente positivo en las pruebas del virus, después de que uno de los progenitores realizara un viaje internacional, por lo que ese caso se considera importado. Las mismas fuentes confirmaron que los tres miembros de la familia están en "casa y evolucionan bien".

Por su parte, el centro educativo repartió ayer productos antisépticos en todas las aulas como medida de prevención. El colegio privado remitió una circular a la comunidad educativa para informar de las medidas adoptadas, siguiendo el protocolo de las autoridades sanitarias. La circular detallaba los protocolos a tener en cuenta en reuniones y daba instrucciones para reforzar el lavado de manos, una de las principales medidas preventivas para combatir la presencia del virus.

El centro reforzará también la desinfección de zonas y materiales "especialmente sensibles" y colocó en las aulas productos antisépticos, con modelos específicos para escolares. La circular establece que se tendrá contacto directo con las familias de los alumnos que "puedan verse más afectados".

Un profesor de música dijo que no le preocupa mucho la incidencia del virus y espera que pase cuanto antes. Mientras, una madre enfatizó que las familias llevan la situación "con toda la normalidad posible".

 

No contagiar a más. En un escrito remitido a sus allegados, la madre de la niña madrileña enferma aseguró que toda la familia está en buen estado y esperan que "nadie más" pueda contagiarse por ellos. "Estamos aterrados por ello", apostilló.

 

Desde Bérgamo. Desveló que su esposo estuvo en Italia y que ella llamó el viernes al 112. El sábado le hicieron las pruebas a su marido. El lunes le dijeron que tenía coronavirus y el martes dio positivo la niña.