Responsable del Registro de Voluntades anticipadas

José Luis Vidal: "Por realizar el documento no se muere nadie antes; en todo caso, mejor"

Hay quienes, tras morir un familiar que había registrado sus voluntades, siguen sus pasos. "Nos fue muy útil, gracias. Y se te pone la piel de gallina", confiesa Vidal

01.03.2020 | 06:16
José Luis Vidal.

Bilbao - "¡Qué peso me he quitado de encima!", le dicen a José Luis Vidal, responsable del Registro Vasco de Voluntades Anticipadas, quienes acaban de realizar de su mano el documento. "Y el que le has quitado a tus seres queridos", añade él, convencido de que "es un acto de amor, inteligencia y generosidad".

¿Cuál es la mayor inquietud de las personas que suscriben el Documento de Voluntades Anticipadas?

-Casi todo el mundo lo que pide es no sufrir. Por lo tanto, no quieren medidas que prolonguen, sino destinadas a aliviar. Si ya no comunico, no participo y dependo de un soporte instrumental, no quiero. Buscan que se cumpla una voluntad y se puede cumplir si la dejamos escrita y registrada para que esté accesible en todo el Estado.

¿Las personas con creencias religiosas tienen este mismo sentir?

-Las personas no quieren sufrir ni que sufran quienes les quieren. Hay sufrimientos que no se pueden quitar, como el perdón. Hasta que no me perdone, no me muero o Hasta que no le perdone, a ver si viene, le perdono y me puedo ir.

Cuántas confidencias habrá oído entre estas cuatro paredes...

-Fíjese, bajé a tomar un café y, en ese momento, se fue. Claro, cuando dejaste de decirle: Mi amor, te quiero. Le has dado permiso para que se vaya y entonces se ha ido.

¿Qué falsas creencias hay en torno a las voluntades anticipadas?

-Por realizar el documento no se muere nadie antes, en todo caso, mejor, con mayor confort para él y los que le rodean. Esto no atrae a la muerte. Al contrario, si viene, nos pilla mejor preparados.

¿Qué directrices reflejan en el documento más allá de qué tratamientos y cuidados quieren o no?

-Te puedes pronunciar sobre dónde quieres recibir las últimas atenciones, si quieres donar tus órganos o que te incineren, si quieres recibir auxilio espiritual...

¿Cómo puede tramitarse?

-En notarías, ante tres testigos o ante algún encargado del Registro. También se está impulsando su conocimiento y la ayuda para redactarlo en los centros de salud.

¿Cuál es el perfil mayoritario entre quienes lo realizan?

-Las mujeres de entre 45 y 65 años que han cuidado a sus padres y también a sus cónyuges.

Dice que las personas sienten alivio cuando salen de su despacho.

-Al tener una escucha compasiva, permites que hagan su pequeño duelo e interpreten ese pasado de una manera más airosa: Hiciste lo que pudiste con buena intención. Hay que liberar esa carga emocional.

El año pasado se registraron en la CAV 4.832 documentos, 1.507 más que en 2018. En Bizkaia, en concreto, la cifra aumentó en mil. ¿A qué se debe este incremento?

-A la implicación de la enfermería, trabajadores sociales y médicos, que han ofrecido información sobre este derecho, fácil de ejercer y que evita problemas a otros.

La CAV, con una tasa de 13,15 por cada mil habitantes, va a la cabeza del Estado por detrás de Nafarroa. ¿Hay mayor concienciación?

-La población está concienciada y también los equipos asistenciales. Hay un apoyo institucional y social.

¿Aumentan la demanda casos como el de Maribel Tellaetxe, la vizcaina con Alzheimer que falleció a la espera de la eutanasia?

-Todos los episodios mediáticos tienen un impacto en la demanda de información y otorgamiento. Lo mismo que si reponen las películas Million Dolar Baby o Intocable. Cada una ofrece una perspectiva de la realidad y, en función de eso, las personas piden información. Mientras tenga capacidad, usted decide.

Algunas personas ya solicitan en su 'testamento vital' la eutanasia "en caso de que se legalice".

-No se aplicarán disposiciones contrarias a la ley, pero cada uno se puede expresar como quiera.

¿Y si finalmente se aprueba la ley?

-Si en un futuro se legaliza la eutanasia, se te va a aplicar en los supuestos que establezca la ley.

Los hijos e hijas muchas veces no se ponen de acuerdo...

-Lo que prima es lo que ha dejado escrito la persona ante un fedatario o tres testigos neutrales. Cada descendiente tiene su posición emocional: Que se muera y no sufra más. Que se muera y heredamos. Que no se muera, que aún no le he dicho lo que tenía que decirle. Hay una encrucijada de sentimientos. ¿Qué dejó escrito la persona? No me prolonguéis la vida de manera artificial si no tengo salida. Eso es lo que vale. Entonces, se alivian las tensiones.

Noticias relacionadas