Nuevas estrategias

Los pacientes con coagulopatías tendrán una calidad de vida similar a la población general

Según los especialistas, en los últimos años el abordaje de estas dolencias está siendo vertiginoso por la incorporación de un amplio arsenal terapéutico

19.02.2020 | 20:17
Imagen de archivo de un coágulo.

BILBAO. "Los avances terapéuticos van a permitir a los pacientes con coagulopatías disfrutar de una calidad de vida similar a la de la población general", afirma el doctor Ramiro Núñez, jefe de Sección de Trombosis y Hemostasia del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla. "Y es que el abordaje de las coagulopatías está experimentando un gran avance en los últimos años. "La principal novedad es que los profesionales contamos con nuevas estrategias y opciones terapéuticas para ofrecer a los pacientes con hemofilia, en concreto, y con coagulopatías en general", recalca. Entre los hitos más destacados "se encuentran los concentrados con vida media extendida, al igual que las terapias con otras dianas terapéuticas", señala esperanzada la doctor Teresa Álvarez Román, jefa de Sección de Hemostasia del Hospital Universitario La Paz.

Núnez agregaba que "en el caso de la hemofilia, debemos ser capaces de trasladar estas nuevas opciones terapéuticas a la mejora de la calidad de vida de los pacientes, a su salud articular a medio plazo y a su salud integral, para que puedan desarrollar una vida con las menores limitaciones posibles". Así, en los próximos años, con el desarrollo de fármacos más eficaces, capaces de evitar los sangrados subclínicos, se reducirá mucho el número de pacientes que desarrollarán artropatía. De hecho, las alteraciones músculo-esqueléticas siguen siendo un desafío y la aspiración de los profesionales sanitarios es que sean las menores posible o incluso que desaparezcan.

Estos dos especialistas están coordinando el V Curso de Formación en Coagulopatías que se celebra hasta el próximo viernes en la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), con el apoyo de Novo Nordisk y que cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Trombosis y Hemostasia (SETH). El encuentro, en el que se dan cita hematólogos adjuntos y residentes de España y Portugal, tiene como finalidad última ampliar el conocimiento en Hemostasia de estos profesionales y llevar a cabo una puesta al día sobre las novedades más destacadas en coagulopaías y trombopatías. Para ello, han organizado un programa básico, talleres prácticos y conferenicas magistrales. El evento científico se ha convertido en un referente estatal.

Las coagulopatías afectan tanto a hombres como a mujeres y a todas las edades, a excepción de la hemofilia que está ligada al cromosoma X, por lo que la transmiten las mujeres y la padecen solo los varones; la coagulopatía congénita más frecuente en el Estado es la enfermedad de von Willebrand, seguida de la hemofilia A y B. Son dolencias que suponen una alteración en la coagulación que provoca hemorragias, y que además de ser congénitas, pueden ser adquiridas.

Mejorar el control de los pacientes

Otra idea que han destacado en este foro es la necesidad de mejorar el control de los pacientes, principalmente los que padecen coagulopatías leves, ya que pueden pasar durante mucho tiempo desapercibidas y ser diagnosticadas en la segunda infancia, juventud o incluso ya de adultos. A pesar de todo, tal y como se ha puesto de manifiesto en el encuentro científico el diagnóstico precoz en estos casos ha mejorado con las consultas de pre-anestesia y mediante la formación y protocolos de actuación dirigidos a Urgencias, Atención Primaria y otros servicios como Endocrinología o Ginecología.

Entre los actuales desafíos, los especialistas se han referido a la necesidad de saber posicionar los medicamentos de los que disponen actualmente y todo el arsenal terapéutico que tendrán en los próximos años, "porque debemos de ser capaces de trasladar las nuevas opciones terapeúticas a la mejora de la calidad de vida de los pacientes, a su salud articular a medio plazo y a su salud integral; el objetivo de los profesionales es que puedan llevar una vida con las menores limitaciones posibles", han indicado, al tiempo que se han mostrado confiados en que en los próximos años, con fármacos más eficaces "seremos capaces de evitar los sangrados subclínicos y se reducirá mucho el número de pacientes que sufrirán artropatía; los especialistas trabajamos para que las alteraciones musculo-esqueléticas disminuyan al máximo o incluso desaparezcan", recalcan.

Lo último Lo más leído