El triple que en 2018

Más de 4.800 personas solicitaron asilo en Euskadi el año pasado

Un total de 3.395 solicitudes se registraron en Bizkaia, 891 en Araba y 540 en Gipuzkoa

04.02.2020 | 15:04
CEAR condena que España repatríe indirectamente a Mali contra criterio de la ONU

BILBAO. Un total de 4.826 personas solicitaron asilo en Euskadi el año pasado, lo que supone el triple de las 1.595 solicitudes de asilo registradas durante 2018, y la mayoría huían de situaciones de crisis humanitaria, como la de Venezuela, o de la persecución del crimen organizado.

La Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) ha hecho público este martes el balance elaborado por el Ministerio de Interior en relación a las solicitudes de protección internacional presentadas en 2019, año en que España batió un nuevo récord de solicitantes de asilo, ya que sobrepasaron los 118.000, más del doble que el año anterior, y resolvió poco más de 60.000 demandas de protección internacional, de las que solo resultaron favorables el 5 %.

Sobre los datos referidos a Euskadi, 3.395 solicitudes se registraron en Bizkaia, 891 en Araba y 540 en Gipuzkoa. De esa manera, se triplicó la cifra de 1.595 solicitudes realizadas en el año 2018.

CEAR-Euskadi acompañó a casi la mitad de los solicitantes de asilo (2.328) y las principales nacionalidades solicitantes fueron Venezuela, Nicaragua, Colombia, Honduras y Georgia por ese orden, una radiografía muy similar a la de las principales nacionalidades que solicitaron asilo en el conjunto del Estado.

La directora de CEAR-Euskadi, Patricia Bárcena, ha explicado que "la mayoría de las personas que llegan en estos momentos provienen de Latinoamérica y están entrando por aeropuerto" y ha denunciado que "se dificulta la entrada a otras nacionalidades que viven un conflicto de larga duración como es el caso de Siria, Yemen o Palestina, condenándolas a recurrir a rutas cada vez más peligrosas".

Ha explicado que el perfil mayoritario de las personas que atiende CEAR-Euskadi corresponde a personas jóvenes entre 18 y 35 años y en muchos casos huyen de situaciones de crisis humanitaria, como es el caso de Venezuela, o como consecuencia de la persecución del crimen organizado". EP