en Euskadi

Una estrategia para atender y ayudar a las personas cuidadoras

Hay más de 271.000 cuidadores de mayores y dependientes, la mayoría en sus domicilios

17.12.2019 | 21:19
Una mujer acompaña a un hombre en un paseo por la calle.

Hay más de 271.000 cuidadores de mayores y dependientes, la mayoría en sus domicilios

Bilbao - En la Comunidad Autónoma Vasca hay más de 217.000 personas dedicadas al cuidado de mayores y dependientes. La mayor parte de esos cuidadores -casi el 80%, unas 173.000 personas- lo hacen de manera no profesional en el ámbito familiar y doméstico y tanto en este grupo como en el de profesionales -otras 44.000 personas- hay una importante mayoría femenina. Ante la importancia que están adquiriendo las tareas de cuidados en el hogar debido al envejecimiento de la población, el Gobierno vasco pondrá en marcha una estrategia socio-sanitaria que garantice la calidad de vida de las personas cuidadoras no profesionales.

Según anunció el pasado viernes la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, en el Parlamento Vasco, esa estrategia, que se aprobará antes de que finalice la legislatura, está siendo diseñada a través de un amplio proceso participativo que cuenta con las propias personas mayores, quienes les cuidan y los profesionales que trabajan en este ámbito. Con estas aportaciones se realizará un estudio previo que tiene como objetivo conocer una realidad que se vive en muchos hogares vascos en los que hay personas que ejercen como cuidadoras de personas mayores, así como el perfil de las mismas. La estrategia aportará, según señaló la consejera, un inventario sobre personas y servicios de apoyo a las personas cuidadoras, además de un análisis internacional sobre medidas y planes de atención.

"Con la estrategia pretendemos también reconocer la contribución que realizan las personas cuidadoras al bienestar de toda a sociedad. Una contribución que cuantitativamente sería difícil de sustituir y cualitativamente es insustituible. Es sabido que las personas dependientes siempre han mostrado su preferencia a continuar en su entorno habitual con sus redes de apoyo informales. Un estudio realizado para la Unión Europea recomienda también priorizar la atención en los domicilios, para que las personas que envejecen puedan seguir viviendo el mayor tiempo posible en su entorno de siempre", aseguró Beatriz Artolazabal. La consejera destacó que en el plazo de 10 años la mitad de la población vasca tendrá más de 55 años, y el 10% -unas 200.000 personas- superará los 80, "sin que se prevea un relevo generacional, por lo que los cuidados serán un tema clave en la sociedad del futuro".

Más cotizantes En relación con los cuidadores no profesionales, la Tesorería de la Seguridad Social constató recientemente que las afiliaciones de estas personas se han disparado y alcanzan las 3.514 en Bizkaia y superan las 6.100 en toda la CAV. Estas cifras de altas en el convenio especial de la Seguridad Social para cuidadoras de personas beneficiarias de la Ley de Dependencia han sido posibles, entre otros factores, por la colaboración de las diputaciones forales, que informaron a quienes se encargan de atender a los beneficiarios de prestaciones de dependencia de la posibilidad de cotizar por esas labores sin coste económico para ellos. En el conjunto del Estado español, los cuidadores no profesionales que cotizan con cargo al presupuesto público superan los 40.000, de los que casi el 90% son mujeres. Gracias a este Real Decreto, los años que muchas personas dedican al cuidado de dependientes, en la mayoría de los casos dentro del entorno familiar, se integran en la vida laboral y contribuyen a generar derecho a prestaciones como la de jubilación o la de incapacidad permanente.

Beatriz Artolazabal también se refirió a las mujeres empleadas en trabajos de hogar y cuidados y destacó que se ha realizado en esta legislatura más de 10.200 habilitaciones, tanto de personas que trabajan en atención a personas dependientes, como en categorías profesionales de personas cuidadoras y gerocultoras. Debido a la exigencia recogida en la Ley de Dependencia, cada vez hay más personas interesadas en la obtención de los certificados oficiales de profesionalidad en atención socio-sanitaria a personas dependientes, ya sean los de instituciones sociales como los de domicilios. Artolazabal también detalló que ya se han realizado más de 4.700 habilitaciones excepcionales y más de 3.600 provisionales.

noticias de deia