660 millones de niños viven ya bajo la amenaza del cambio climático

Unicef solicita 3.800 millones de euros, la mayor cifra de su historia, para atender a 59 millones de niños y niñas

17.12.2019 | 19:58
Isidro Elezgarai, Meritxel Relaño y Blanca Carazo, durante la presentación del informe ‘Acción Humanitaria para la Infancia 2020’.Foto: Oskar González

Unicef solicita 3.800 millones de euros para atender a 59 millones de niños y niñas

Bilbao - Uno de cada cuatro niños y niñas vive en un país afectado por una emergencia natural o un conflicto armado. "Las crisis humanitarias son cada vez más complejas, cada vez duran más y cada vez más niños están afectados por estos conflictos", advirtió Isidro Elezgarai, presidente de Unicef Comité País Vasco en la presentación ayer en Bilbao del informe Acción Humanitaria para la Infancia. Por ello, la agencia de Naciones Unidas para la Infancia realizó el mayor llamamiento de fondos de su historia, más de 3.800 millones de euros, para proporcionar ayuda de emergencia a 59 millones de niños y niñas en 64 países del mundo en 2020.

Los representantes de Unicef destacaron que, actualmente, hay más conflictos armados que en ningún otro momento desde que hace 30 años se aprobara la Convención sobre los Derechos del Niño, que las guerras se prolongan más y que nunca ha habido tantos niños desplazados y viviendo en campos de refugiados como ahora. Todo esto, además, agudizado por los efectos del cambio climático que ya empiezan a notarse. "Las crisis humanitarias son cada vez más complejas, con situaciones combinadas de conflictos violentos en zonas de riesgos naturales", explicó Meritxel Relaño, directora adjunta de la Oficina de Programas de Emergencia de Unicef.

"El cambio climático nos va a afectar a todos, el problema es cómo va a afectar a los niños vulnerables. Estamos hablando de niños que van a tener que salir de sus zonas si siguen las inundaciones, de niños que van a vivir en ciudades hipercontaminadas, que van a tener más enfermedades, que van a necesitar más acceso a los centros de salud, que va a haber que proveer de agua potable a todos estos millones de personas que están en situación de vulnerabilidad", expuso Relaño.

"En estos momentos, más de 500 millones de niños viven en una situación de preemergencia, porque viven en zonas en las que puede haber maremotos, inundaciones y otro tipo de catástrofes naturales, y otros 160 millones de niños pueden ser afectados y están siendo afectados ya por la sequía que está produciendo el cambio climático", señaló Elezgarai. "Cerca de 660 millones de niños y niños se están viendo afectados ya por el cambio climático", enfatizó la bilbaina Blanca Carazo, responsable de Programas de Unicef Comité España. "Ahora mismo nos preocupa muchísimo la situación en algunas ciudades de Asia, donde la polución está generando que muchos niños y niñas tengan enfermedades respiratorias, que en algunos casos pueden causar la muerte", señaló Carazo.

"Unicef está intentado convencer a los gobiernos de que pongan en marcha planes de desarrollo que tengan en cuenta los efectos del cambio climático y planes de desarrollo que pongan a la infancia en el centro del desarrollo. Estamos invirtiendo muchísimo en prevención de esas emergencias; desgraciadamente, muy pocos donantes dan fondos para toda la parte de preparación de emergencias, yo diría que solo el 2% de los fondos que recibimos se invierten en eso y por eso queremos hacer un llamamiento para que este año aumente esa inversión", explicó Relaño.

Tiempos excepcionales "Son tiempos excepcionales y se necesitan recursos excepcionales", resumió Elezgarai. Tras indicar que el Estado español en su conjunto está en la quinta posición en el ránking de donantes de la agencia con 100 millones dólares aportados este año, los responsables de la organización indicaron que es habitual que no se alcance la totalidad de la cifra demandada, aunque esperan "movilizar la mayor cantidad de fondos posible". Los cinco mayores llamamientos individuales son para Siria así como para los refugiados del país árabe y las comunidades de acogida de Egipto, Jordania, Líbano, Irak y Turquía, Yemen -donde más de 24 millones de personas necesitan ayuda humanitaria-, República Democrática del Congo -que vive un brote de ébola que es el segundo más grande y mortífero del mundo- y Sudán del Sur.

"En 2019, hemos dado respuestas a múltiples emergencias, hemos conseguido tratar contra la desnutrición severa aguda a más de dos millones de niños y niñas y vacunar contra el sarampión a 29 millones. Hemos vacunado a 800.000 niños y niñas en Venezuela. El reto que tenemos en 2020 es grande, estamos hablando de atender a 59 millones de personas en 64 países y para eso vamos a necesitar 3.80

noticias de deia