concialiación laboral

El decreto vasco de permisos de paternidad entrará en vigor el 1 de noviembre

Artolazabal cree que la rebaja de una décima en las previsiones económicas "no es relevante para condicionar la creación de empleo"

09.02.2020 | 19:06
Las familias reciben ayudas por hijo y también para fomentar la conciliación laboral.

Podrán beneficiarse de él las familias con bebés nacidos a partir de esa fecha

BILBAO. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Artolazabal ha explicado que el Decreto regulará las ayudas a excedencias voluntarias por paternidad, con las que el permiso inicial de ocho semanas, que ya cubre la Seguridad Social, se ampliará a otras ocho semanas, que serán financiadas por el Gobierno vasco.

La consejera ha destacado el carácter "innovador" de este Decreto que busca impulsar la conciliación familiar y la igualdad entre hombres y mujeres. Según ha recordado, el Gobierno Vasco no excluirá finalmente de su programa de ayudas a las excedencias voluntarias por paternidad a los trabajadores del sector privado que tengan contratada una empleada de hogar.

Por el contrario, sí se mantendrá el requisito de que los beneficiarios de esta prestación no puedan tener matriculados a sus hijos en una guardería.

Artolazabal ha explicado que está previsto que el Decreto se apruebe el próximo 22 de octubre y se espera que entre en vigor el 1 de noviembre, por lo que se podrá aplicar a nacimientos a partir de esa fecha.

UNA DÉCIMA NO CONDICIONA EL EMPLEO


Por otro lado, se ha referido a la reciente decisión del Gobierno Vasco de reducir del 2,3% al 2,2% sus previsiones sobre el crecimiento del Producto Interior Bruto de Euskadi para este año y, en este sentido, ha considerado que una décima "no es algo relevante de cara a poder condicionar la creación de empleo u otra serie de variables macroeconómicas que se puedan barajar".

No obstante, ha advertido de que hay que estar "alerta" ante la evolución del contexto internacional porque, según ha apuntado, Euskadi no está "aislada" y tiene una economía "muy exportadora".

En todo caso, ha esperado que la situación no afecte "directamente" a la creación de empleo y ha recordado que las previsiones de distintos organismos apuntan a que Euskadi "seguirá creciendo alrededor de 2% en 2020 y seguirá creando puestos de trabajo".

La consejera de Empleo ha aludido al informe presentado este pasado martes por el Instituto Vasco de Competitividad, Orkestra, en el que se advierte de la sobrecualificación existente en el mercado vasco y no se indica que "el desarrollo de carreras profesionales atractivas y otros aspectos profesionales podría reducir la carencia de perfiles profesionales" a la que se alude desde el entorno empresarial de forma recurrente.

Artolazabal ha destacado que en Euskadi "tenemos jóvenes muy bien cualificados" y más del 80% de los que se licenciaban en las facultades vascas encuentran "un puesto de trabajo de lo suyo y en empresas vascas". Asimismo, ha señalado que, si bien el salario "es algo importante para determinar el futuro", también se tiene que abordar "el reto" de "la carrera profesional" que se ofrece.

Tras recordar que Euskadi tiene un entramado empresarial formado sobre todo por pymes y hay "más dificultades" para ofrecer una  carrera profesional, ha insistido en que hay que hacer "un esfuerzo" para que "el talento que se ha ido vuelva" y atraer también "el de fuera".

HUELGA EN LA CONCERTADA


Finalmente, se ha referido al mes de huelga convocada en el sector de enseñanza concertada vasca y ha advertido de que será "un mes con muchos problemas para muchas familia y, además, con pocos resultados positivos para ninguna de las partes".

"Llegar a esas situaciones tan extremas no generan más que más tensión", ha advertido la consejera, que ha indicado que "todos debemos respetar el derecho a la huelga" de los trabajadores, pero también "el derecho a la educación" de los menores, que "tendremos que proteger".

La consejera ha invitado a patronales y sindicatos a que lleguen a un acuerdo "lo antes posible" porque "beneficiará a ambos", y ha considerado que el Gobierno no tiene que "interferir" en las negociaciones, aunque puede "ayudar en lo posible" a que las condiciones de acuerdo se den.

"Nosotros no somos en este caso la patronal", ha insistido Artolazabal, que ha invitado a "reconsiderar las posturas" para "buscar soluciones".