4.015 disoluciones En 2018

Euskadi presenta la tasa más baja del Estado de nulidades, separaciones y divorcios

El año pasado se dieron en Euskadi 3.882 divorcios,  129 separaciones y cuatro nulidades

09.02.2020 | 16:53
Manos de un matrimonio quitándose las alianzas para simbolizar su divorcio.

El año pasado se dieron en Euskadi 3.882 divorcios,  129 separaciones y cuatro nulidades

BILBAO. En concreto, en 2018 se dieron en Euskadi 3.882 divorcios,  129 separaciones y cuatro nulidades, para una total de 4.015  disoluciones. Estas cifras son muy similares a las del año  precedente, cuando Euskadi registró 4.005 nulidades, separaciones y  divorcios. De ellos, 3.865 fueron divorcios, 139 separaciones y una  nulidad.

En el conjunto del Estado, el número de divorcios ha descendido un  2,8% en el último año, hasta los 95.254. En total, durante 2018 se  produjeron 99.444 casos de nulidad, separación y divorcio, lo que  supuso una tasa de 2,1 por cada 1.000 habitantes. El total de casos  supuso una disminución del 2,8% respecto al año anterior.

Por tipo de proceso, se produjeron 95.254 divorcios, 4.098  separaciones y 92 nulidades. Los divorcios representaron el 95,8% del  total, las separaciones el 4,1% y las nulidades el 0,1% restante.  Así, el número de divorcios disminuyó un 2,8% respecto al año  anterior, el de separaciones un 4,3% y el de nulidades un 8,0%.

Por tipo de resolución, 63.915 casos se resolvieron por sentencia  y 35.529 por decreto o escritura pública. El 77,7% de los divorcios  en el año 2018 fueron de mutuo acuerdo y el 22,3% restante  contenciosos. En el caso de las separaciones, el 85,1% lo fueron de  mutuo acuerdo y el 14,9% contenciosas.

Además, en 2018 hubo 1.141 divorcios entre personas del mismo sexo  (el 1,2% del total). De ellos, 595 fueron entre hombres y 546 entre  mujeres. Además, hubo 11 separaciones (0,3% del total).

El 43,1% de los matrimonios correspondientes a las resoluciones de  separación o divorcio no tenían hijos (menores o mayores dependientes  económicamente). Este porcentaje fue similar al del año anterior,  según el INE.

El 45,1% tenían solo hijos menores de edad, el 5,1% solo hijos  mayores de edad dependientes económicamente y el 6,7% hijos menores  de edad y mayores dependientes económicamente. El 25,4% tenía un solo  hijo (menor o mayor dependiente económicamente).

En el 57,3% de los casos de divorcio y separación de los cónyuges  de diferente sexo se asignó una pensión alimenticia (57,0% en el año  anterior). En el 68,0% el pago de la pensión alimenticia correspondió  al padre (71,0% en 2017), en el 4,4% a la madre (4,5% en el año  anterior) y en el 27,6% a ambos cónyuges (24,5% en 2017). Por su  parte, en los divorcios y separaciones entre cónyuges del mismo sexo  se asignó una pensión alimenticia en el 24,5% de los casos.

UNO DE CADA TRES CASOS, CUSTODIA COMPARTIDA
La custodia de los hijos menores fue otorgada en el 52,1% de los  casos de divorcio y separación entre cónyuges de diferente sexo. En  el 61,6% se le otorgó a la madre (65,0% en el año anterior), en el  4,2% la obtuvo el padre (4,4% en 2017), en el 33,8% fue  compartida(30,2% en 2017) y en el 0,4% se otorgó a otras  instituciones o familiares.

En los casos de divorcio y separación de los cónyuges del mismo  sexo se adoptaron medidas de custodia de los hijos menores en el  23,9% de los divorcios y separaciones. De ellos, en el 47,5% la  custodia la obtuvo uno de los dos cónyuges y en el 52,5% fue  compartida.

En el 9,7% de las separaciones y divorcios de cónyuges de  diferente sexo se fijó una pensión compensatoria. En el 90,8% de  ellas el pago de esta fue asignado al esposo. En lo que concierne a  la presentación de la demanda, en el 67,2% de los casos de separación  y divorcio (cónyuges de diferente sexo) fue presentada por ambos  cónyuges, en el 21,5% por la esposa y en el 11,3% por el esposo.

La tasa de nulidades, separaciones y divorcios por cada 1.000  habitantes en el Estado fue de 2,1 en el año 2018. La ciudad autónoma de  Ceuta, Comunitat Valenciana y Catalunya (2,4) registraron las mayores  tasas por cada 1.000 habitantes. Por el contrario, Castilla y León,  Extremadura y Euskadi (1,8 las tres) presentaron las menores.

Sobre la duración media de los matrimonios hasta la fecha de la  resolución fue de 16,8 años, cifra ligeramente superior a la de 2017.  Los matrimonios disueltos por divorcio tuvieron una duración media de  16,6 años, mientras que la de los matrimonios separados fue de 22,8  años. Por su parte, el tiempo medio transcurrido entre el matrimonio  y la declaración de nulidad fue de 6,6 años.

El 33,3% de los divorcios se produjeron después de 20 años de  matrimonio o más, y el 19,7% entre cinco y nueve años. En el caso de  las separaciones, el 53,4% de los matrimonios tuvo una duración de 20  o más años, y el 15,0% entre 10 y 14 años.

El 74,7% de los divorcios se resolvió en menos de seis meses  (75,2% en 2017). Por su parte, en el 8,5% de los casos la duración  fue de un año o más (7,9% en 2017). El 82,8% de las separaciones se  resolvieron en menos de seis meses (81,6% en 2017), mientras que el  5,4% tardó un año o más (5,8% en 2017).

CASI 5 MESES DE PROCEDIMIENTO
La duración media de los procedimientos fue de 4,8 meses, algo  superior a la de 2017. En las separaciones la duración media (3,8  meses) fue menor que en los divorcios (4,8 meses). Atendiendo a la  tipología de los procedimientos de divorcios y separaciones, la  duración media de los de mutuo acuerdo fue de 3,3 meses, mientras que  la de los contenciosos alcanzó los 10,1 meses.

El 64,7% de los procedimientos de mutuo acuerdo se resolvió en  menos de tres meses y el 22,9% en un periodo de tres a cinco meses.  Por su parte, el 41,8% de los procedimientos contenciosos se resolvió  entre seis y 11 meses, y un 27,3% en 12 o más meses.

El mayor número de divorcios entre cónyuges de diferente sexo tuvo  lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como  en mujeres. En las separaciones, el mayor número se dio en hombres  entre 50 y 59 años y en mujeres entre 40 y 49 años.

La edad media de las mujeres fue de 45,4 años (45,2 años en los  divorcios, 50,1 en las separaciones y 39,2 en las nulidades). En el  caso de los hombres, la edad media fue de 47,8 años (47,6 años en los  divorcios, 52,6 en las separaciones y 41,0 en las nulidades). Estas  edades medias fueron similares a las registradas en 2017.

El 82,6% del total de divorcios entre cónyuges de diferente sexo  registrados en 2018 tuvo lugar entre los de nacionalidad española. En  el 10,6% uno de ellos tenía nacionalidad extranjera y en el 6,8%  ambos eran extranjeros.

Atendiendo al estado civil de los cónyuges de diferente sexo  cuando contrajeron el matrimonio, la mayoría eran solteros. En el  caso de los varones, el 7,8% eran divorciados y el 0,6% viudos. Entre  las mujeres, el 8,4% eran divorciadas y el 0,6% viudas.

noticias de deia