apertura el curso en la UPV

Balluerka apuesta por armonizar ética y productividad

Un total de 34.000 alumnos van a cursar alguno de los 94 grados que se ofertan

09.02.2020 | 14:57
El lehendakari, Iñigo Urkullu (c), flanqueado por la rectora de la Universidad del País Vasco, Nekane Balluerka (i), y la consejera de Ecucación, Cristina Uriarte (d), durante el acto protocolario de inicio del curso 2019-2020

Un total de 34.000 alumnos van a cursar alguno de los 94 grados que se ofertan

GASTEIZ. La apertura de este curso se ha desarrollado en la Facultad de Letras del campus de Gasteiz de la mano de la rectora y del lehendakari, Iñigo Urkullu, que han intervenido en este acto.

La rectora se ha referido al proceso de cambio "vertiginoso" en el que está sumida la UPV-EHU y ha señalado que su proyecto de futuro vendrá determinado por la respuesta que se dé a cuestiones como la financiación y la relación entre ética y productividad.

En este sentido, ha hecho hincapié en la "firme apuesta" por que las conductas éticas guíen el trabajo de la universidad vasca al subrayar que "no puede haber productividad sin valores", ya que estos, lejos de ser un "lastre" para la productividad, son "sus mejores aliados".

Ha insistido en que la mejor productividad económica incorpora valores éticos porque sin ellos "quiebra a medio plazo cualquier proyecto que quiera ser productivo".

Como ejemplo se ha referido a la incorporación de la mujer a la investigación de alto nivel y ha dicho que "privar" a este sector de la participación de la mitad de la población era mantener una investigación "peor de lo que podría haber sido".

En cuanto a la financiación, ha reiterado que no puede depender solo de recursos públicos y ha reivindicado la colaboración con entes y empresas privados. Además, ha vuelto a reclamar una ley orgánica de universidades que les dote de más autonomía y ha recordado el compromiso con el euskera.

Por último, Balluerka ha indicado que la UPV-EHU se plantea también el doble reto de "ser leal a sus raíces y de extender sus ramas por el mundo" y ha dejado claro que no debe someterse a "ninguna dirección política" ni a "presiones" empresariales o económicas.

Por su parte, el lehendakari ha reiterado que la educación es "un reto de país" en el que participa el Gobierno vasco incentivando y apoyando a la universidad "en el desarrollo de todo su potencial" mediante la colaboración entre ambos.

Ha recordado que su ejecutivo va a invertir 1.411 millones entre este año y 2022 a través del Plan del Sistema Universitario Vasco, inversión que tiene un "retorno positivo, personal y colectivo".

Urkullu ha respaldado un modelo de universidad vasca "propio", acorde al tiempo actual, "enmarcado" en Europa, "anclado" en Euskadi y que sea "abierto, innovador, transparente en la gestión, conectado y en relación constante con la sociedad".

Ha reconocido el trabajo de toda la comunidad universitaria y ha destacado que se trata de la institución más valorada por la sociedad.

Este curso la UPV-EHU oferta 97 grados en sus 3 campus, entre los que se incluyen 5 nuevos dobles. Acoge a 34.000 estudiantes, de los que 2.096 cursarán al menos un cuatrimestre en universidades de todo el mundo.

En cuanto a las nuevas infraestructuras destacan el proyecto de la nueva Facultad de Medicina y Enfermería, junto al hospital universitario de Basurto, en Bilbao, que se adjudicará en octubre para que las obras comiencen en otoño de 2020.

Además de con Balluerka y con el lehendakari, el acto ha contado con la presencia de otros representantes institucionales como la consejera de Educación, Cristina Uriarte, el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Juan Luis Ibarra, y el Ararteko, Manu Lezertua, entre otros.

El secretario general de la UPV-EHU, Pedro Iriondo, ha presentado la memoria del pasado curso 2018-2019, mientras que el profesor de Literatura Infantil de la Facultad de Educación y Deporte Xabier Etxaniz ha impartido la lección inaugural titulada "Herri ipuinak gaurko gizartean".

En el exterior se han concentrado representantes de LAB, que han denunciado la precariedad laboral del profesorado, así como trabajadores del servicio de contratas de limpieza del Departamento de Educación, en demanda de mejoras salariales.