centro atención a menores de Zumarraga

“En el centro Ibaiondo se ha cruzado la línea roja”

Trabajadores de la institución de atención a menores de Zumarraga denuncian la falta de seguridad que padecen

09.02.2020 | 01:38
Los trabajadores del centro de menores Ibaiondo de Zumarraga, concentrados ayer ante el edificio.

Trabajadores del centro de Zumarraga denuncian la falta de seguridad que padecen

Zumarraga - Ha tenido que cruzarse "la línea roja" para que los trabajadores del centro de menores Ibaiondo de Zumarraga se atrevan a hablar de la situación que viven a diario. La agresión que padecieron dos educadoras el pasado día 14 ha supuesto "algo más": "Ya no ha sido una reacción por un castigo, estaba organizada por una fuga". Por ello, una treintena de empleados del centro educativo protestaron ayer ante el edificio exigiendo medidas de seguridad y que se tome en consideración su opinión.

"El Gobierno vasco debe tener en cuenta que Ibaiondo es un centro diferente a cualquier otro. No es poner una verja y ya está", contaba ayer una de las trabajadoras, Luisa Fernández, frente al único centro de menores catalogado como nivel 1, el de mayor restricción, de Euskadi.

La agresión de tres usuarios a dos educadores ha supuesto la gota que ha colmado el vaso y que ha hecho que los empleados -coordinadores, psicólogos, trabajadores sociales, profesores y educadores-, reacios a contar la situación del centro, se decidieran a denunciar la falta de seguridad que padecen. "Estamos acostumbrados a las agresiones, pero esta vez se ha cruzado la línea roja. No fue una reacción a un castigo, era algo más", explicó el portavoz del comité de empresa, Patxi Lasa, quien añadió que el ataque fue organizado por los menores con el objetivo de perpetrar la fuga de uno de ellos. Por este motivo, los trabajadores exigieron que se tengan en cuenta sus opiniones y que se tomen medidas de protección. "Tiene que haber una empresa específica que se encargue de la seguridad. No pueden ser los mismos que van a la puerta de un centro comercial", aseguró Lasa. Asimismo, los empleados pidieron que la dirección del centro les nombre figuras de autoridad. "Hay muchas bajas por lo que está ocurriendo dentro y no damos abasto. Entran y salen menores sin parar y así no se puede", apuntó Fernández. Para poder abordar esta problemática, el comité del centro solicitó hace meses una reunión con la comisión de seguridad y salud que confían se pueda celebrar en breve. - A. Zubiria