cámaras de 'el intermedio' acompañaron a la pareja

El desgarrador relato de Ángel Hernández instantes después de ayudar a morir a su mujer

"Es muy doloroso, por la pérdida de María José y porque lo he tenido que hacer yo", explica a los periodistas

09.02.2020 | 00:02
Ángel Hernández: "Si yo me oculto, María José hubiese sido una fallecida más"

"Es muy doloroso todo esto, por la pérdida de María José y porque lo he tenido que hacer yo", explica

PAMPLONA. Tras ayudar a morir a su mujer María José, enferma de esclerosis múltiple desde hace 30 años, Ángel Hernández se puso en contacto con el equipo de El Intermedio para explicar ante las cámaras cómo fue este proceso.

En el emotivo vídeo emitido este lunes, que recoge también su llamada a Emergencias, asegura que es "muy doloroso por dos razones, en primer lugar por que supone una pérdida" y, en segundo lugar, porque lo tenía que hacer él.

Ángel Hernández, acompañado por los periodistas Estela Giraldo y Gonzo, asegura, además, que María José ha estado sufriendo "mucho tiempo" y ha sido "una mujer muy valiente", por lo que espera que "esto sirva para algo, por lo menos para que el Parlamento apruebe el proyecto de ley orgánica de eutanasia".

En cuanto al medicamento con el que ayudó a morir a su mujer, explica que "lo consiguió ella misma cuando todavía tenía movilidad en las manos": "Lo compró con mucho esfuerzo y, constantemente, quería tomárselo, pero sabía que me iban a culpar a mí".

Al finalizar la entrevista, un Ángel muy emocionado asegura que ahora es cuando le vienen "todos los recuerdos": "Cuando una persona querida fallece no te lo crees y luego viene todo de golpe".

Ángel reveló que lo primero que hizo tras el fallecimiento de su mujer fue llamar a El Intermedio, a cuyo equipo había conocido unos meses antes y con quienes la pareja había establecido una relación de total confianza. "Lo que no sale en los medios no existe", ha afirmado.

El final del testimonio de Ángel emocionó profundamente a Gonzo, al que se veía afectado en el momento de despedir la entrevista. "Gracias, gracias", le ha dicho a Ángel, apretando con fuerza su mano y mirándole a los ojos.

Ya en el plató, Gonzo cambió la dinámica habitual del programa y no lanzó a El Gran Wyoming su pregunta incómoda. Esta vez, el objetivo era la clase política.

?¿Hasta cuándo van a permitir que un acto infinito de amor sea delito", preguntó mirando a cámara. El relato de Ángel y la especial sensibilidad con la que el programa abordó una historia de gran dureza recibieron el reconocimiento de numerosos espectadores al terminar el programa, en las distintas redes sociales.

noticias de deia