custodia de sus menores

Termina el juicio civil de Juana Rivas en Italia y se espera fallo para marzo

Las partes han presentado sus conclusiones para apoyar sus respectivas versiones del caso

08.02.2020 | 18:45
Juana Rivas y su abogada, María Eugenia Álvarez a la salida de la última vista por la custodia de los hijos de la madre de Maracena en los juzgados de Cagliari, Cerdeña
Rivas espera que la Justicia italiana falle a su favor "para mediados de marzo"

Las partes han presentado sus conclusiones para apoyar sus versiones del caso

CAGLIARI. "Yo cuento con que en los diez primeros días de marzo, o como máximo a mitad del mes de marzo, conoceremos la sentencia", declaró  María Eugenia Álvarez, la letrada de Rivas, a la salida de los juzgados después de que se celebrara este jueves la vista definitiva de este proceso, que comenzó en noviembre de 2017.

La vista de este jueves empezó a las 11.00 hora local (10.00 GMT) y duró alrededor de media hora, y en este tiempo ambas partes presentaron sus conclusiones para apoyar sus respectivas versiones del caso.

Juana llegó al tribunal pasadas las 10.15 locales (09.15 GMT) y por la puerta principal, y dijo estar animada y con esperanza, mientras que Arcuri lo hizo momentos antes.

Álvarez, que acaba de abrir también su despacho en España, detalló que ha solicitado a la Justicia italiana que rechace el informe pericial del tribunal porque estima que los niños, de 12 y 4 años, sufren el Síndrome de Alienación Parental (SAP), que ha conllevado la adopción de medidas contrarias a su bienestar y a su seguridad.

El Consejo General del Poder Judicial de España ya ha advertido en diversas ocasiones de que este síndrome, que supuestamente se produce cuando uno de los progenitores manipula a su hijo para que sienta aversión por el otro, carece de base científica.

Según el documento del perito del tribunal italiano esto es lo que habría hecho Rivas con sus hijos, en detrimento de Arcuri.

"El método que ha utilizado el perito nombrado por el tribunal es completamente incorrecto, ya criticado por los mejores expertos en el sector", sostuvo la abogada.

"Se ha utilizado la alineación parental como sistema de medida y como argumentación para llegar a absurdas conclusiones, y sabemos ya que Europa ha sancionado más veces a Italia y España porque no se puede utilizar un sistema que no tiene ninguna base científica", agregó.

Por eso, espera que el tribunal italiano "sea sensato y sensible a estas críticas y rechace completamente" un informe que sí satisface a la defensa de Arcuri, según sus palabras.

Sin embargo, si el fallo no es favorable, la defensa de Juana Rivas ya tiene claro que apelará y llegará "incluso hasta Europa" si fuera necesario.

Por su parte, Rivas reconoció que espera obtener la custodia de sus hijos y que la Justicia italiana les "dé paz".

Paralelamente, la Sección Primera de la Audiencia de Granada ha fijado para el 27 de febrero la votación y fallo del recurso de apelación que presentó la representación legal de Juana Rivas contra la sentencia del Juzgado de lo Penal 1, que la condenó a cinco años de prisión por dos delitos de sustracción de menores.

"En Granada espero lo mismo, que nos den paz. Y la paz sería que la madre de estos niños no vaya a la cárcel y que se pueda ocupar de ellos, como lo ha hecho siempre. Poder seguir con nuestras vidas", declaró.

Un día antes, recogerá en Córdoba uno de los premios García Caparrós, otorgados por la Fundación Memoria y Cultura y que pretende reconocer su lucha "contra la justicia patriarcal y la violencia machista".

"El premio para mí significa apoyo y reconocimiento a todo el dolor que llevamos encima", consideró, al tiempo que argumentó que ella no es "una delincuente" y que lo único que está haciendo es luchar para tener la custodia de sus hijos y recuperar su vida.

Arcuri tiene actualmente la custodia provisional de los niños desde agosto de 2017 y vive con ellos en el municipio italiano de Carloforte, en la isla de San Pietro, en el sur de Cerdeña.

Su abogado, Serlapo Bardi, rehusó hacer declaraciones a la salida de los juzgados, aunque posteriormente confirmó en una nota que su cliente y expareja de Rivas "espera la sentencia con la confianza de que finalmente se tome una decisión definitiva y justa para los niños".