la lluvia baja las ventas

Calle mojada, caja cerrada

Comerciantes bilbainos aseguran que los descuentos durante todo el año afectan a las temporadas de rebajas. Aun así, afirman que el frío ayuda a que los clientes compren prendas de abrigo, pero la lluvia baja las ventas

07.02.2020 | 23:32
Cecobi incide en la necesidad de regular las rebajas porque los descuentos durante todo el año afectan a los comercios.Foto: Oskar M. Bernal

Los descuentos durante todo el año afectan a las temporadas de rebajas.

EL mal tiempo, los descuentos durante todo el año e Internet son los grandes enemigos de los comercios bilbainos. Esa impresión es la que dieron ayer a DEIA algunos comercios ubicados en el Casco Viejo de la villa.

"Personalmente, con la temporada de Navidad estoy muy contenta, pero sí que es verdad que el hecho de que haya descuentos durante todo el año quita el efecto novedoso de las rebajas", opina Susana Martínez, que regenta el comercio de Jotaonce Bilbao. Además, explica que tanto en Navidad como en rebajas ha percibido unas ventas estables respecto a años anteriores.

Por su parte, la Confederación Empresarial de Comercio de Bizkaia (Cecobi) afirmó ayer que los descuentos permanentes "dinamitan" el periodo de rebajas y la campaña navideña. Así, indicó que el balance de ventas del último mes del año "no ha dejado buenas noticias" para los comercios minoristas de Bizkaia porque "el incremento ha sido plano"

Por ello, el presidente de Cecobi, Pedro Campo, incidió en la necesidad de "volver a los orígenes" y a las "auténticas rebajas" después de su liberalización en 2012. "Una mayor reiteración en promociones y ofertas fuera del periodo tradicional impactan muy negativamente en los pequeños comercios y supone una arbitrariedad en los precios y debilita las ventas", comentó Campo. Por ello considera que una vuelta a las rebajas tradicionales con periodos fijos en el calendario "cumplirían con la función original y contribuirían a una mejor promoción de las mismas, además de poner fin a la tiranía de los descuentos permanentes que no están regulados".

De hecho, Cecobi incide en que el comercio bilbaino durante la campaña de Navidad no cumplió con las expectativas iniciales de crecimiento, "lo que supone un duro varapalo en el que era tradicionalmente el mes de las compras y el consumo, quedando muy lejos de los datos del año pasado". La confederación destaca que los datos no son "un hecho aislado", sino que se han convertido en "una tendencia que se está convirtiendo en algo muy preocupante".

La francesa Julie Plante regenta el comercio Aparté desde hace seis años y asegura que "echa en falta" la esencia de las rebajas. "Que haya descuentos durante todo el año rompe la esencia de las rebajas. Allí, en Francia, en el primer día de rebajas se respira un espíritu muy diferente al de aquí", afirma. Y añade: "Sí que es verdad que muchos comercios comienzan en diciembre con algunos descuentos para la campaña de Navidad, pero conmigo eso no va. Yo siempre empiezo los descuentos en enero", afirmó, quien además asegura que respecto a las ventas durante las rebajas no ha percibido una disminución. "Más bien las ventas han estado parecidas a años anteriores y a mí con eso me sirve. Tengo mi casa, puedo comprar la comida y de vez en cuando puedo irme de vacaciones", cuenta entre risas.

"si llueve, las ventas bajan" Bien es cierto que, el mal tiempo puede ayudar a vender algunas prendas con más facilidad. Precisamente, a Susana no le queda "nada de abrigo". Por su parte, Julie sí ha observado que cuando el frío se hace notar en Bilbao, los ciudadanos salen a por ropa de abrigo. "En esta época, sobre todo en enero, la gente suele comprar bastantes abrigos", cuenta. Pero no hablemos de la lluvia. "Como llueva y haga malo... las ventas bajan una barbaridad y no hay nadie por la calle", afirma.

Así también opina Javier Olmo Olañeta, uno de los más veteranos del conocido comercio Olañeta, quien afirma que la temporada les ha ido bien. "En conjunto ha sido algo mejor que la del año pasado", cuenta, quien asegura que estas últimas semanas han percibido un aumento de ventas en las prendas de invierno. "De septiembre hasta ahora han aumentado un 5 o un 10%", asegura. Además, cree que "la venta on line hace muchísimo daño" por ello cree que "hay que reaccionar constantemente para estar preparados para lo que venga".