Mendia lanza la reforma de la RGI el martes con opciones de acuerdo por la izquierda

El Consejo de Gobierno aprobará el proyecto de Ley del Sistema de Garantía de Ingresos e Inclusión

06.05.2022 | 17:52
La vicelehendakari segunda, Idoia Mendia

Idoia Mendia está a punto de pulsar el botón para lanzar una de las leyes más esperadas por su departamento. La vicelehendakari segunda llevará el martes al Consejo de Gobierno la Ley del Sistema Vasco de Garantía de Ingresos e Inclusión, el proyecto que reformará la RGI y pretende reforzarla para los pensionistas, las mujeres maltratadas y las familias con menores.

Lo que espera la consejera de Empleo y Trabajo es agilizar la tramitación de este proyecto y, en ese sentido, el trabajo previo con los grupos parlamentarios le hace albergar la expectativa de que va a ser posible. Esta es una de las leyes que se han concebido como proyectos estratégicos y de país, y da la sensación de que la oposición lo ha leído en la misma clave, como la propia EH Bildu, que esta misma semana alentaba la posibilidad de alcanzar un acuerdo como ya hizo con el pacto educativo.

Mendia ha anunciado este viernes en el pleno de control en el Parlamento Vasco que el martes verá la luz el texto en Consejo de Gobierno, y apeló al "compromiso" de los grupos que defienden el autogobierno y "creen que los más vulnerables merecen una respuesta rápida y mejor". De manera implícita, parecía referirse a Elkarrekin Podemos-IU y EH Bildu, y no tanto a PP y Vox, que han recurrido incluso la transferencia del Ingreso Mínimo Vital a Euskadi y que, en el caso de los populares, llevan años agitando el discurso del fraude en el cobro de las ayudas.

TRAS EL ESCOLLO DEL RECURSO

La ley contempla un sistema vasco con la RGI y el IMV estatal integrados. En ese sentido, en el terreno de los recursos contra el IMV, el Gobierno vasco ha visto cómo se despeja el camino con la retirada de Vox en el Tribunal Supremo, donde había interpuesto el recurso que sembraba la incertidumbre con carácter más inmediato porque podría haber frenado el convenio en cuestión de días. Queda el frente del Constitucional, pero podría decidir en meses o años.

En sentido estricto, Mendia mantiene la puerta abierta a todos los grupos y ha tenido relación con todos ellos. Pero la expectativa a nivel mediático parece estar depositada en EH Bildu. En el caso de la coalición abertzale, Maddalen Iriarte ya ha avanzado que ve cuestiones positivas, y puede ser significativo que, durante el debate de la iniciativa legislativa ciudadana que pedía una renta incondicional, no fue la portavoz económica Nerea Kortajarena quien intervino.

El departamento de Mendia no ha recibido presiones públicas de los grupos en los últimos meses (está por ver si se mantiene el mismo clima), y parece que la voluntad de acuerdo es nítida. Lo único que revela su consejería es que los grupos se han mantenido informados, se han producido reuniones, se ha brindado la información a los partidos, ha habido contactos con distintos agentes, y todo parece listo para agilizar los trámites. Mendia ha tenido en cuenta varias aportaciones en su borrador.




La posibilidad de que el acuerdo cuaje dependerá también de cómo influya el debate de la renta incondicional que acaba de tumbar el Parlamento Vasco ante las críticas de EH Bildu y Elkarrekin Podemos-IU. También puede sobrevolar como factor otra incógnita: cómo se resuelve la pugna soterrada que mantiene de manera crónica Elkarrekin Podemos-IU con EH Bildu, o la necesidad de presentarse como el referente de izquierdas en la oposición. Por parte del PP, le aleja del acuerdo su discurso sobre el fraude. Como último recurso, el Gobierno vasco dispone de la mayoría absoluta PNV-PSE para sacar adelante la ley con sus propios escaños.

DEFENSA DEL AUTOGOBIERNO

En respuesta al socialista Ekain Rico, Mendia recordó que, en el debate sobre la renta incondicional, "una mayoría decidió que el modelo a seguir es el que ya les había adelantado este Gobierno desde el principio de la legislatura". " La ley tendrá una vocación de consenso y es profundamente estratégica para Euskadi porque queremos generar una red de seguridad para quienes pasan cualquier dificultad", dijo. El Gobierno vasco ha trabajado también para habilitar ayudas para los refugiados ucranianos. Denunció que "hay quien no quiere que exista la protección social, que no respalda el IMV, la RGI ni nuestro autogobierno"
noticias de deia