EA convoca un congreso para debatir su futuro y elegir su dirección

Los oficialistas buscan mantener su actual posición en EH Bildu; los críticos afirman que "se consuma la disolución" | Se mantiene la incógnita sobre si Eba Blanco aspirará a revalidar su liderazgo

31.10.2021 | 02:40
Pinedo y Ruiz de Egino, en la presentación celebrada ayer en Gasteiz.

Todo apunta a que el 13º Congreso de Eusko Alkartasuna, a celebrar en febrero y marzo de 2022, mantendrá inalterable el enfrentamiento entre el sector oficialista, personificado en torno a la secretaria general Eba Blanco, y el bando crítico, encabezado por el dirigente navarro Maiorga Ramírez y bendecido por el histórico fundador Carlos Garaikoetxea. El cónclave para debatir su futuro en el seno de la coalición EH Bildu y elegir su dirección tiene fecha: será entre febrero y marzo de 2022.

Si nada cambia, la dura pugna entre ambos bandos será la principal protagonista de un cónclave en que el EA se juega su futuro más inmediato. El portavoz Iker Ruiz de Egino y la presidenta de la Comisión preparatoria Leire Pinedo dieron a conocer ayer en Gasteiz la hoja de ruta del partido, con una ponencia política que apunta a "mantener el posicionamiento" de EA en el seno de la coalición EH Bildu. Por el contrario, desde el ala crítica cargaron con dureza contra la dirección por "un nuevo disparate democrático tramado para controlar el partido al margen de la afiliación", y en suma, proceder a "consumar la disolución de EA". La formación también elegirá en esas fechas a los miembros de su nueva Ejecutiva Nacional y a su líder. Hasta la fecha, ningún candidato se ha postulado a encabezar el partido, tampoco la actual secretaria general en funciones, Eba Blanco. La incógnita se mantiene.

Las espadas en EA se mantienen en todo lo alto. Y es que precisamente el papel adoptado por el partido en EH Bildu es uno de los principales –que no único– motivos de fricción. Y seguirá siéndolo en el Congreso, llamado Alkar Zainduz –Cuidémonos–, de febrero y marzo próximos. Según explicaron Ruiz de Egino y Pinedo, la cita busca también "cicatrizar las heridas" que llevan "demasiado tiempo abiertas", si bien este objetivo está lejos de cumplirse. Esta ponencia política, actualizada respecto a la ya acordada en el Congreso de Donostia de este año, "delinea la línea maestra de EA para los próximos cuatro años y será la afiliación quien fije este rumbo", afirmó el portavoz, quien dijo confiar además en que los seis capítulos presentados sirvan "de punto de partida para el debate".

En el quinto de los puntos de la ponencia se incluyen "las nuevas formas de participación política y modelo de organización en Euskal Herria Bildu y Euskal Herria Bai". "Entendemos que la actual EH Bildu diseñada por las y los bilkides, es la herramienta más eficaz que tenemos para conseguir la materialización del artículo 1 de nuestras estatutos: la independencia de Euskal Herria en el seno de la Unión Europea, así como la consecución de una sociedad más justa y solidaria, y en paz. Que nadie olvide que por esto firmamos en acuerdo Lortu Arte y el del Baluarte", manifestó.

Por su parte, Pinedo aclaró que "pronto abrimos un debate de ponencia interno". Será a partir de la "semana próxima. Del 3 de noviembre al 3 de diciembre se celebrarán reuniones locales para analizar la ponencia política y la ponencia estatuaria, trabajarlas, presentar enmiendas y elegir a los compromisarios del Congreso". Así, "la afiliación determinará a través de qué normas y con qué orientación política trabajaremos en los próximos cuatro años. Todo esto lo haremos a través de procesos asamblearios, democrático y participativo, como siempre hemos hecho en EA, como no sabemos hacer de otra manera".

La valoración de la convocatoria del Congreso es diametralmente opuesta para el bando crítico, que acusó a la dirección de perpetrar "un disparate democrático" al anunciar una cita "sin transparencia y con expedientes de expulsión abiertos" al algunos dirigentes de la formación, como son los casos de Miren Aranoa, coordinadora del partido en Nafarroa, a sus homólogos de Araba y Gipuzkoa, Iratxe López de Aberasturi y Mikel Goenaga, a Esther Korres, coordinadora de Iruñea, y a Maiorga Ramírez, el que fuera candidato a la Secretaría General y que se enfrentó a Blanco en el anterior proceso interno. De hecho, realizaron un llamamiento a la secretaria general en funciones y a la actual cúpula "para que deje su alocada huida hacia adelante, se siente a dialogar y acordemos las condiciones democráticas básicas para que la afiliación pueda expresar su sentir sin trampa ni cartón".

"Ante el anuncio por parte del sector de Eva Blanco de la puesta en marcha de un Congreso, el sector afín al lehendakari Garaikoetxea considera que se trata de un nuevo disparate democrático tramado para controlar el partido al margen de la afiliación y consumar la disolución de EA", manifestaron en una nota pública. Y volvieron a realizar un llamamiento a la izquierda abertzale y a las estructuras de EH Bildu para que mantengan una posición de neutralidad en torno a EA. Les emplazaron, tal y como lo hicieran con anterioridad, a que "dejen de dar cobertura y apoyo actuaciones que no hacen sino avergonzar a cualquier demócrata del país".

Expulsiones 

"Es absurdo y desvergonzado pretender solucionar las controversias internas con los referentes del sector Garaikoetxeista inmersos en sendos expedientes de expulsión, con Maiorga Ramírez a la cabeza, ocultando quiénes van a participar y en representación de quién en un pseudo-congreso organizado al margen de la afiliación y de los territorios, sin cumplir los estatutos", prosigue la nota emitida por el bando crítico, que hoy dará más detalles en una ruda de prensa convocada a las 11.00 horas en el alkartetxe de Gros, en Donostia. A su juicio, "resulta disparatado pretender celebrar un congreso sin, previamente y como sucede en todos los partidos, posibilitar a la afiliación votar quién debe liderar el partido y ostentar la secretaria general", concluyeron.

"Entendemos que la participación de EA en EH Bildu es la más eficaz para conseguir la independencia"

Iker Ruiz de Egino

Portavoz de EA

 

"Es un disparate democrático tramado para controlar el partido al margen de la afiliación"

Sector crítico de EA

Comunicado


noticias de deia