Ione Belarra quiere llevar "lejos" a Podemos y ensaya la bicefalia

Tras ser elegida con el 88,7% de votos, se repartirá los papeles con Yolanda Díaz. Los vascos Pilar Garrido y Ander Jiménez entran en el Consejo

13.06.2021 | 12:58
Ione Belarra al inicio de la segunda y última jornada de la IV Asamblea de Podemos.

Arranca una nueva etapa en Podemos. Como se esperaba, la candidata oficialista Ione Belarra se ha alzado, en la cuarta asamblea ciudadana celebrada en Alcorcón, denominada Vistalegre IV, y tras un ascenso meteórico en el partido, como la nueva secretaria de la formación morada tras el abandono del plenipotenciario exlíder Pablo Iglesias, caído tras las elecciones madrileñas del pasado 4 de mayo.

Belarra ha apuntado a la dirección que debe tomar, "llegar lo más lejos posible" sobre una formación que es parte del Gobierno español de coalición, mientras se enfrenta a una incierta bicefalia con ella como número uno como dirigente de la ejecutiva de la fuerza política, y la ministra de Trabajo Yolanda Díaz como cabeza de cartel de cara a unas elecciones generales en 2024. En todo caso, su principal objetivo será cerrar la herida abierta en Podemos tras la cita con las urnas madrileñas que enterró a Iglesias.

No ha habido lugar a sorpresas y Belarra ha vencido con una fácil comodidad. Ha cosechado un 88,7% de los votos, un total de 45.753 militantes y simpatizantes a su favor sobre un total de 51.589 votos válidos, el 96,53% del total de 53.443 de las personas que han participado, una cifra menor que la tercera asamblea ciudadana de Podemos, que vislumbra también que el partido arrastra cierto hartazgo tras siete años de vida y cuatro cambios de puestos directivos, pese a que la secretaría general siempre ha recaído en Iglesias.


"ME VOY A DEJAR LA PIEL"


El apoyo del andamiaje de la dirigencia de Podemos fue fundamental para vencer con suma claridad a sus dos oponentes: el crítico Fernando Barredo que ha logrado 3.106 votos (6% del total válido), mientras que el edil en el Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial Esteban Tettamanti se ha quedado en 2.730 sufragios (5,2%). Ambos han denunciado el proceso abierto, pero han quedado muy lejos de poder cambiar la dinámica del partido.

Ya desde su alocución tras la victoria, Belarra ha puesto los primeros deberes a Podemos. Ha afirmado que se va "a dejar la piel" para llevar a la formación "lo más lejos posible". Es el principal objetivo. Esa situación llegará abriendo la etapa post Iglesias – no ha estado en la asamblea y lleva un mes de silencio– "más fuerte que nunca" para salir a ganar las próximas elecciones generales, en las que compartirá cartel con la ministra de Trabajo Yolanda Díaz.

La navarra no se ha olvidado de Iglesias, tótem de Podemos, al que ha agradecido que haya sabido "crear un partido desde abajo", "romper el bipartidismo", "echar a los corruptos" del Gobierno –en clara alusión al PP– y gestar el primer Gobierno de coalición de la democracia. "Gracias por enseñarnos que un militante tiene que estar ahí donde es más útil, gracias por lo que has hecho por este espacio político pero, sobre todo, por el país. Ten seguro que seguimos aquí", ha resaltado para remarcar también una "obviedad" y es que, sin Iglesias, "Podemos no existiría".

Pero Podemos sigue existiendo, ha alertado Belarra, sobre una formación que "tiene que crecer" para salir a las elecciones generales "a ganar" y ser la fuerza "mayoritaria". Parece que a la formación morada no le vale con ser acompañante del PSOE, sino que busca crecer desde el flanco de la izquierda. Y es que la nueva secretaria general ha aseverado que la formación morada "no nació para gobernar en minoría", sino hacerlo en mayoría. "No nos resignamos, no nos conformamos", ha insistido, para destacar su voluntad de que algunas de las políticas que impulsa se vean fortalecidas: que el derecho a la vivienda sea efectivo, que se plasme la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, forjar un país de libertad que no persiga a artistas por decir "borbones, ladrones", y su apuesta por tener empresas públicas que "planten cara" al oligopolio eléctrico.

"Vamos ganando conquistas sociales", ha abundado Belarra, quien en todo caso ha apostado por romper con el pasado del partido para dar pasos hacia una nueva dirección "coral y feminista" dotada de "liderazgos diferentes". Una "nueva forma de hacer política", resumió, para trazar "un futuro sin tanto miedo, sin tantas depresiones y sin tanta ansiedad". También en cuanto a impulsar la plurinacionalidad, una cuestión en la que coincide con la formación morada en Euskadi.

De hecho, Podemos Euskadi se ha hecho con parte de la tarta: su líder Pilar Garrido y Ander Jiménez han sido elegidos como nuevos miembros del Consejo Ciudadano estatal. La propia Garrido aseguró que se va a notar "una mirada más territorial" y Euskadi "va a tener un peso fundamental" en la nueva organización. Como fuerza "plurinacional" donde todos "tienen esa sensibilidad", la dirigente vasca ha detallado que se notará el nuevo perfil instalado.

"Somos muy conscientes, y Ione Belarra también –por cómo es y porque es navarra– de que hay diferentes sensibilidades e identidades, hay diferentes maneras de sentir esa identidad nacional en el Estado. Y concretamente en Euskadi tenemos claro de que hay una mayoría social que se reconoce con otros símbolos", ha manifestado. Tanto es así que Garrido ha abogado por "repensar el modelo de organización territorial" en el seno de Podemos.

 
noticias de deia