Ortuzar: "La izquierda abertzale esconde sus contradicciones zumbándole al PNV"

El presidente del EBB dice que los ataques de Ernai a los batzokis son "difícilmente compatibles" con que EH Bildu sea "alternativa de orden"

17.05.2021 | 12:07
El presidente del EBB, Andoni Ortuzar

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, ha afirmado que los ataques a batzokis por parte de Ernai, las juventudes de Sortu, son "difícilmente compatibles" con que EH Bildu pueda ser en Euskadi "una alternativa de orden, seguridad y certeza", y ha recordado que la izquierda abertzale, que "dirige al cien por cien" la coalición, siempre ha sido "antisistema". Además, ha criticado que, para "esconder sus contradicciones" y descontentos internos, "el pararrayos sea zumbar" a los jeltzales.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Ortuzar ha señalado que EH Bildu es "la alternativa" al PNV en Euskadi porque es la segunda fuerza política, pero ha puesto en duda que pueda serlo "con orden, seguridad y certeza". "Orden, seguridad y certezas es la antítesis de la izquierda abertzale. Ha sido históricamente el antisistema y antiorden", ha asegurado.

Tras considerar que, hasta el momento, no se puede considerar "positiva" la actividad política de la izquierda abertzale, que es la que "dirige Bildu al cien por cien", ha señalado que "está marcando una forma de acción política" que a los jeltzales les parece "reprobable".

Sobre los ataques a batzokis por parte de Ernai, organización juvenil de Sortu, ha asegurado que "no es plato de buen gusto estar, un día sí y otro también, viendo ese tipo de ataques". Además, considera "más grave" que el partido al que pertenece "los haga suyos, los suba a las redes y les ponga música de biribilketa".

A su juicio, esto "es difícilmente compatible con una estrategia de ser alternativa de orden, seriedad y certeza". "Lo que le pasa en general a Sortu, a la izquierda abertzale y específicamente a sus ramas juveniles, es que dentro hay lío y contestación, a pesar del monolitismo que parecen aparentar hacia fuera", ha indicado.

Para el presidente del EBB, "no es fácil compatibilizar ser la izquierda alternativa y ser el antisistema" de Euskadi, "con luego ir a Madrid y ser sumisos al Gobierno de Pedro Sánchez". "Eso genera contradicciones y hay gente que protesta", ha afirmado.

DIVISION EN ERNAI


Andoni Ortuzar ha asegurado que las juventudes de Sortu "están partidas en tres cachos". "¿Cómo está intentando la rama oficial sacar cabeza y demostrar que sigue siendo la vanguardia?, zumbando al PNV. Es lo triste de esto, que, para esconder las contradicciones que tienen en Sortu, tanto los mayores como los jóvenes, el pararrayos es zumbarle al PNV. Y el PNV está cansado de estos temas", ha manifestado.

También se ha referido al sector crítico de EA, que ha reiterado su petición de que este partido, actualmente integrado en EH Bildu junto a Sortu y Alternatiba, celebre un congreso "sin afán rupturista", pero que permita recuperar la idea original de la coalición soberanista frente a la "vocación fagocitadora" de Sortu, para señalar que, "por debajo" de esa coalición, "hay miserias".

LA OPOSICION EN EUSKADI


En cuanto a la actitud de la oposición en el Parlamento vasco, ha criticado que se pretenda "importar la forma de tensionar la política de Madrid", en alusión a la reprobación fallida de la consejera de Salud, Gotzone Sagardui.

En esta línea, ha recordado que EH Bildu "está en esa cruzada de zumbar al PNV" y el PP "está desquiciado" en Euskadi. "Es un partido que tiene que sentarse en el diván, no tiene que ir al Parlamento a chillar", ha indicado.

El que le ha decepcionado, según ha admitido, es Elkarrekin Podemos, y cree que no quería votar que sí a la reprobación de Sagardui, pero "les pudo el ambiente". En todo caso, espera poder llegar a acuerdos con este grupo "en todas las cosas que ellos crean que son compatibles con su ideología y que son buenas para Euskadi".

"Nosotros les tendemos la mano para que así sea", ha asegurado, para expresar su deseo de que se "emancipen" de la situación política de Madrid y de EH Bildu en Euskadi, con quien "tiene una relación compleja, que le quita espacio, pero al mismo tiempo les hace depender mucho de ellos".

Por último, ha rechazado que el PNV pueda tener "responsabilidad política" en el derrumbe del vertedero de Zaldibar y se ha mostrado "apenadísimo" por lo que ha sucedido y por cómo se ha cerrado, sin éxito, la búsqueda del cuerpo del segundo trabajador sepultado, Joaquín Beltrán.

noticias de deia