El PDeCAT pagaba el sueldo a los presos soberanistas

Chacón se abre a asumir el reto de repetir como candidata y liderar el partido

16.05.2021 | 01:17
David Bonvehí y Àngels Chacón, en un acto anterior. Foto: Efe

barcelona – El PDeCAT pagó un sueldo a los presos Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn entre el mes de agosto de 2018 y abril de 2020, un total de 417.548 euros, según figura en el informe de gestión que se presentó ayer a la militancia en la asamblea general. Dividiendo la suma total abonada por los 20 meses, la cifra se eleva a unos 7.000 euros al mes para cada uno. El informe de gestión también revela que el PDeCAT ha pagado un total de 1,6 millones de euros en gastos jurídicos derivados de las causas contra los líderes independentistas que militaban en la formación por el 9-N y el 1-O. Por eso, en la dirección del PDeCAT escocieron las críticas de exdirigentes que se dieron de baja y se marcharon a JxCat. En el momento de la ruptura, a finales de verano de 2020, desde el PDeCAT hacían hincapié en el esfuerzo económico para apoyar jurídicamente a los presos que acabaron abandonando el partido: Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn. Ese esfuerzo económico se concreta en el informe de gestión.

Por otro lado, en el informe también aparece el documento firmado por el expresident Carles Puigdemont, Jordi Sànchez y el presidente del PDeCAT, David Bonvehí, sobre el uso de la marca Junts per Catalunya, que ha acabado en los juzgados. Según el documento, con firma en Barcelona, la cárcel de Soto del Real y Waterloo, las decisiones en relación al uso de la marca debían tomarse "de manera mancomunada" entre Bonvehí y Sànchez. Además, el informe también revela que el PDeCAT llegó a plantear a Jordi Sànchez su refundación en JxCat en el curso de las negociaciones por el uso de la marca.

Bonvehí dijo ayer ante el Consell Nacional que el partido necesita un "proyecto global potente para Catalunya" que dé respuestas a la ciudadanía. "Un proyecto político diferenciado", sostuvo. El PDeCAT propondrá que la exconsellera de Empresa Àngels Chacón vuelva a ser su candidata si se repiten elecciones en Catalunya por la incapacidad de ERC y JxCat de pactar un Govern antes del 26 de mayo. Chacón se mostró ayer dispuesta a asumir esa responsabilidad, y también a liderar el PDeCAT, mientras Bonvehí podría mantener la presidencia con funciones más representativas y no ejecutivas. Chacón aseguró que el PDeCAT es "más necesario que nunca ante el estancamiento" de los partidos que negocian el Govern.

En la asamblea intervino también el expresident de la Generalitat de Artur Mas, y tomó la palabra en un vídeo el líder del EBB del PNV, Andoni Ortuzar. PDeCAT obtuvo 77.000 votos pero se quedó sin representación tras las elecciones catalanas de febrero. El PDeCAT reformuló ayer los estatutos y la estructura de la dirección, que estará de nuevo encabezada por un secretario general y tendrá seis secretarías. Después del verano habrá un congreso ideológico.

 
noticias de deia