Ciudadanos acusa al PP de emplear la caja B para "comprar" cargos naranjas

El cambio de filas de Hervías, mano derecha de Rivera, dificulta más el escenario a Arrimadas

15.03.2021 | 01:12
Fran Hervías y Lorena Roldán, ambos ahora en el PP.

La decisión de Fran Hervías, exsecretario de Organización de Ciudadanos y hasta ahora senador, de abandonar el partido, renunciar a su acta en la Cámara Alta y pasarse a las filas del PP, a raíz de los acontecimientos en Murcia, ha disparado el enfrentamiento interno en la marca naranja y en su relación con el partido de Pablo Casado, a expensas de la reunión de la Ejecutiva que se vio obligada a convocar para este lunes Inés Arrimadas ante las presiones de pesos pesados de su formación. Hervías, una figura clave en la dirección durante la etapa de Albert Rivera, cargó contra la actual cúpula por convertirse en "una muleta más del sanchismo".

La interpretación que hace el portavoz adjunto de C's en el Congreso, Edmundo Bal, es que "el PP ha abierto la caja B y está dispuesto a pagar lo que haga falta para comprar a miembros de Ciudadanos". A su juicio, en Génova, hay "en marcha una nueva trama de corrupción" y está teniendo "comportamientos mafiosos" al querer "comprar" a cargos naranjas, señalando que quienes han cambiado de colores, como Hervías o antes Lorena Roldán, "se van al partido de Luis Bárcenas y de los sobres, el partido que tiene que dejar su sede porque está sucia".

Ciudadanos denuncia que el PP ha emprendido una ofensiva hasta por WhatsApp para absorber a sus dirigentes con el titular "el Partido Popular, un partido de puertas abiertas", acompañando el texto con dos fotos, una de Pablo Casado con el presidente murciano López Miras y otra del líder popular con Díaz Ayuso. Luego se dice: "Abrimos las puertas a todos los militantes, dirigentes y simpatizantes de C's de esta casa común del centro derecha". Y sigue: "Comenzamos el proceso de unión con quienes rechazan el bloque de ruptura que representa el PSOE, Podemos y ahora C's, cuya líder ha decidió unir su futuro político a ellos". Por todo ello, Bal censuró que el PP, "en lugar de pelear contra la corrupción, quiere corromper España y destruirnos". Desde Génova niegan cualquier campaña organizada, aseguran que el documento al que se refieren los naranjas es una newsletter pública que se envió el jueves a todos los miembros del PP, y que si algún cargo de C's lo ha recibido se debe a un movimiento particular a título individual.

Si algo chirría ya en Ciudadanos es la unanimidad, ya que hubo quienes mandaron palabras de elogio hacia Hervías, el primero de muchos que pueden salir en desbandada hacia el PP. Quienes más claramente se han alineado con el exsenador y en contra de Arrimadas son personas que en el pasado ocuparon puestos de relevancia, como el exportavoz en el Congreso Juan Carlos Girauta o el exdiputado Marcos de Quinto. "¿Han soltado a la jauría contra Fran Hervías? Quien presente una hoja de servicios con la décima parte de la décima parte de sus méritos, que hable", apuntó el primero de ellos en un tuit junto a una fotografía de los comienzos del partido en Catalunya donde aparece junto a Hervías.

Para Marcos de Quinto, Ciudadanos ha entrado en una "deriva" al alejarse de "la foto de Colón" y pactar con el PSOE, y espera que de la reunión de la Ejecutiva "salgan respuestas de verdad y no simples argumentarios". Además, indicó que "quien fue clave en la implantación regional del partido" y contribuyó a "alcanzar 57 diputados" en los comicios generales de abril de 2019 se marcha para "no ser testigo de su descomposición". Dardos directos a la yugular de Arrimadas, que se topará hoy con las críticas de gente fuerte como Begoña Villacís, Juan Marín o Toni Cantó.

noticias de deia