El soberanismo enfría la declaración de independencia que plantea Borràs

ERC, PDeCAT y la CUP creen que debe ser realista y que la secesión no es cuestión de declaraciones y retórica

01.02.2021 | 00:27
Laura Borràs, en un acto de campaña.

La declaración unilateral de independencia que plantea recuperar la candidata de JxCat, Laura Borràs, no levanta por ahora demasiadas adhesiones en el resto del soberanismo, ya sea porque no es realista volverla a poner sobre la mesa, o porque conduce a la frustración fijar un escenario inmediato para su aprobación, justo después de las elecciones si estos partidos superan el 50% de votos. El vicepresident de la Generalitat en funciones y candidato de ERC, Pere Aragonès, replicó el domingo a la candidata de Junts que la independencia "no es cuestión de declaraciones y de retórica, es cuestión de hacerla, y se hace sumando mayorías como el 1 y 3 de octubre". A las declaraciones de Aragonès se sumaron desde la CUP, que exigió "realismo" a JxCat. También el PDeCAT.

Borràs prometió el pasado sábado activar la declaración unilateral de independencia (DUI) de 2017 en la próxima legislatura si el independentismo supera el 50% de votos. Aragonès defendió que se consigue avanzar hacia la independencia "hablando claramente al mundo y ganando elecciones una y otra vez con más del 50% de votos", pero no con retórica. Por su parte, la CUP, por boca del número uno de su lista en Lleida, Pau Juvillà, reclamó "realismo" a Borràs, ya que "la independencia no se conseguirá solamente levantando la DUI", sino que hará falta "mucha más gente" para hollar ese escenario.

ERC, la CUP y el PDeCAT muestran así sus discrepancias con JxCat. Este asunto es significativo porque el soberanismo es la alianza vigente ahora mismo en el Govern (JxCat y ERC) y está por ver si se repite en el futuro. La DUI provocó en 2017 la suspensión del autogobierno desde el Estado español y la cárcel y exilio para los dirigentes soberanistas.

La consejera de Agricultura y cabeza de lista de ERC por Girona, Teresa Jordà, avisó a JxCat de que "poner fechas límite en el calendario es un riesgo peligroso, porque muchas veces son mentira y generan frustración".

En términos similares se expresó la número dos del PDeCAT el 14F, Joana Ortega, quien pidió no "banalizar la independencia" porque eso genera "más frustración" y avisó de que la república catalana no llegará al día siguiente de las elecciones. También la CUP replicó a Borràs: su cabeza de lista por Lleida, Pau Juvillà, avisó de que "la independencia de Catalunya no se consigue reactivando de nuevo" la DUI de 2017.

lluch y la cup
 

El cantautor y exdiputado de Junts pel Sí en el Parlament Lluís Llach, por su parte, intervino ayer en un acto electoral de la CUP para expresar su apoyo a los candidatos gerundenses de la formación anticapitalista.

noticias de deia