Podemos insiste en reformar el CGPJ sin tener en cuenta al PP

La vicepresidenta Calvo descarta esta opción y ahonda en la lista de desacuerdos de los socios

24.12.2020 | 00:53
Pablo Iglesias toma la palabra en el Congreso junto al presidente Pedro Sánchez y la vicepresidenta Carmen Calvo.

Desahucios, Sáhara Occidental, Venezuela y ahora la reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Para ser socios de coalición en el Gobierno español, son muchas las confrontaciones protagonizadas por Unidas Podemos y PSOE desde que en enero de este año Pedro Sánchez fue investido presidente. El último desacuerdo tiene como eje el órgano de gobierno judicial, el CGPJ, cuyos vocales se mantienen en funciones desde hace dos años. El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, insistió ayer en la necesidad de aprobar la reforma del Consejo General del Poder Judicial "a partir de la nueva pluralidad del Congreso" y subrayó que "la alternativa al secuestro de la cúpula judicial por parte del PP no vendrá del bipartidismo". Mientras se multiplican los roces, el presidente Sánchez presentará el martes una auditoría de expertos para hacer gala del cumplimiento del pacto de gobierno con Podemos.

El mensaje de Asens en su cuenta de Twitter tenía como principal destinataria la vicepresidente primera del Ejecutivo español, Carmen Calvo, quien la víspera había asegurado que el PSOE no va a tramitar ninguna iniciativa que altere el sistema de mayorías parlamentarias para la renovación del CGPJ.

"No podemos ser ingenuos. La alternativa al secuestro de la cúpula judicial por parte del PP no vendrá del bipartidismo. Hay que limitar las funciones del CGPJ, pero también aprobar una ley de rescate de la justicia a partir de la nueva pluralidad del Congreso", subrayaba en las redes sociales el dirigente de En Comú Podem.

Unidas Podemos baraja la posibilidad de aprovechar la tramitación en el Congreso de la reforma que limita las funciones del órgano de gobierno de los jueces para proponer además vía enmienda un cambio en el sistema de elección de los vocales y así facilitar la entrada de otras formaciones ajenas a PP y PSOE.

"Hay un sistema de partidos más plural y vamos a apoyar todas las alternativas para plasmarlo. Hay distintas posibilidades técnicas que no están cerradas", señalaba Pisarello.

Sin embargo, las palabras de Calvo habían cerrado esa opción, ya que su idea es delimitar las funciones del CGPJ cuando caduque su mandato de cinco años. "No vamos a tramitar nada que esté afectando a las mayorías necesarias para la renovación del órgano. No está en el ánimo del grupo parlamentario mayoritario de la cámara, que es el PSOE, con 120 escaños, que es además el grupo mayoritario que sostiene el Gobierno", zanjó la vicepresidenta.

Además, Calvo insistió en la necesidad de regular el periodo de funciones del CGPJ cuando su renovación esté bloqueada, de forma análoga a como ocurre en relación al poder legislativo y ejecutivo, dado que no se le puede "amarrar el futuro a quien va a llegar con la legitimidad de las urnas".

Propuesta en suspenso
 

De entrada, la renovación del CGPJ debía pasar por el acuerdo entre PSOE y PP, pero desde la formación de Génova se puso como condición que los socialistas apartaran de las negociaciones a sus socios de gabinete, Unidas Podemos.

Ante el bloqueo de los populares, Unidas Podemos y PSOE registraron una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para poder designar vocales del CGPJ por mayoría absoluta en segunda votación, en caso de no alcanzarse acuerdo por mayoría cualificada (tres quintos de la Cámara) en la primera.

La iniciativa recibió un toque de atención por parte de la Unión Europea y, tras el no del PP a la moción de censura presentada por Vox, desde el Gobierno se vio en la posición de Pablo Casado un giro a posiciones más centristas, un cambio de rumbo que, no obstante, no se ha producido en cuestiones como la Ley Celaá o la aprobación de las Cuentas públicas para 2021. Sin embargo, la iniciativa está suspendida desde entonces tras el ofrecimiento que hizo Pedro Sánchez al PP para buscar un acuerdo de renovación.

El acuerdo no se ha producido pese a que el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha afirmado en varias ocasiones que el pacto con el PP está cerrado y solo falta que lo hagan público desde Génova. Sin embargo, los populares insisten en negar un acuerdo que solo lo contemplan si en las negociaciones no toma parte Unidas Podemos.

"La alternativa al secuestro de la cúpula judicial por parte el PP no saldrá del bipartidismo"

Jaume ASENS

Pte. de Unidas Podemos en el Congreso

 

noticias de deia