El rey emérito ocultó en Suiza millones de euros en acciones del Ibex

Juan Carlos I habría logrado continuas plusvalías con la compraventa de títulos de empresas españolas

24.11.2020 | 10:10
Las presuntas irregularidades aprietan al rey emérito.

La sucesión de presuntas irregularidades en torno a Juan Carlos I no cesa. El emérito ocultó en dos bancos suizos y a través de cuentas de la Fundación Zagatka, la sociedad que supuestamente utilizó para ocultar el cobro de comisiones ilegales, millones de euros de acciones de compañías de una decena de empresas españolas del Ibex 35. Durante casi dos décadas el monarca fue accionista del BBVA, Santander, Iberdrola, ACS, Ence, Abertis, Endesa, Acciona y Repsol, entre otras empresas, y el titular de estas inversiones era esta fundación, dirigida por su primo Álvaro de Orleans, según desveló el diario digital El Confidencial. Las cuentas de la fundación en los bancos suizos Credit Suisse y Lombard Odier registraron movimientos de compras de "importes millonarios" de acciones con el dinero que ingresaba de presuntas operaciones de comisiones ilegales de intermediación.

De esta forma, la fundación invertía automáticamente esas comisiones en Bolsa y productos financieros para tratar de obtener nuevos rendimientos. Cuando se efectuaban ventas parciales de esas acciones, el dinero obtenido era empleado supuestamente por Juan Carlos de Borbón para pagar vuelos privados, estancias de hoteles o simplemente disponer de efectivo. Entre las operaciones realizadas se detalla una del día de Reyes de 2009 con la que la fundación Zagatka adquirió 35.000 acciones de Iberdrola por importe de 235.136 euros o el ingreso seis días después de 1.500 euros por el dividendo generado por 15.000 participaciones del Banco Popular y otros 5.200 euros por una bonificación en títulos del BBVA.

Además de empresas españolas del Ibex, Zagatka registró operaciones con fondos de inversión internacionales como la aseguradora suiza Swiss Re, la petrolera Total, Danone o Eon, compañía alemana de energía. Y tuvo en su cartera porcentajes de otras multinacionales como Alstom, Henkel, Carlsberg, Carrefour, Telecom, Sanofi, Bayer, Allianz, Veolia o BHP Billition.

Los escándalos se le acumulan al emérito. Desde que recibió 6,5 millones en Suiza en cinco transferencias anónimas al posible blanqueo en la compra de una yegua de su nieta Victoria Federica, pasando por episodios como los muchos gastos que tiene ocupada a la Fiscalía investigando: viajes que realizó el emérito en el verano de 2017 con su amiga cercana Marta Gayá, o el desplazamiento con todos los gastos pagados a la celebración del 60 cumpleaños del propio Sanginés-Krause en un castillo de Irlanda. La lupa en los fondos opacos se suma a otras dos diligencias: la primera, vinculada con el AVE a La Meca, se acerca a su archivo amparado el monarca en su inviolabilidad. La segunda, el trust de la isla de Jersey que habría sido utilizado por el exjefe del Estado para esconder 10 millones de euros. Amén de las tarjetas opacas que habría usado su familia.

noticias de deia