Otro año de fracaso de las derechas

15.11.2020 | 09:26
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias alcanzan el acuerdo.

Los 12 meses transcurridos tras las elecciones del 10-N dejan un reguero de acontecimientos que merecen un análisis profundo. Dos politólogas y un politólogo observan desde varios ángulos las claves de un 2020 que dejará posos

Un año bajo lupa. Doce meses después del 10-N, recapitulamos sobre lo ocurrido de la mano de dos politólogas y un politólogo. Verónica Fumanal, presidenta de la Asociación de Comunicación Política y exasesora de Pedro Sánchez, subraya que la pandemia no ha tumbado al Gobierno. recordando el Manual de resistencia acuñado por el propio Sánchez, un concepto que cree que le define bien, "como una persona absolutamente capaz de sortear adversidades".

De cara al futuro Verónica Fumanal constata que estos Presupuestos son claves, segura de que reeditarán la mayoría de la investidura. "Unidas Podemos y Pablo Iglesias, por las informaciones que tenemos, pactaron con el PSOE que si la mayoría de la investidura daba los Presupuestos, no se explorarían otras vías. Y es lo que ha pasado. ERC a las puertas de unas elecciones no se podía permitir en Catalunya estar en una misma mayoría parlamentaria que Ciudadanos, porque eso Puigdemont se lo iba a echar en cara. Esa alianza estratégica le da durabilidad a la legislatura, porque una vez aprobados estos, da igual que no se aprueben los Presupuestos del año que viene". Por ello, Fumanal no descarta incluso que sean los únicos que susciten este consenso. "Aprobados unos Presupuestos, se puede aguantar una legislatura entera".

Otra analista, Eva Silván, comparte el recorrido que se ha abierto para el bloque progresista, a pesar de cuestiones pendientes como las elecciones catalanas y la elaboración del nuevo Estatuto, que "dan en la línea de flotación del ideario de los partidos políticos que están apoyando al Gobierno". Sobre los cambios de fondo que puede arrastrar la pandemia, observa que "la maquinaria burocrática, política y administrativa no está preparada" para un giro de tal magnitud. "Esta nueva revolución que se está produciendo ya, requiere de un cambio de la Administración, y si no se produce, vamos a sufrir mucho como sociedad, porque el Estado, en su concreción burocrática, no va a ser capaz de atender a las necesidades de la ciudadanía, del sector privado o del sector industrial, que requieren de una Administración mucho más ágil, operativa y fluida en sus recursos económicos". Para Silván, "el mundo que viene es muy diferente al que tenemos, pero la Administración todavía no está siendo capaz de articular eso, muy metida en la gestión de la emergencia". En contraste, cree que "la sociedad sí está haciendo ese cambio de mentalidad, y la población joven ya está colocada en otra manera de hacer", lo que empujar a otros sectores. "De repente nos vamos a dar cuenta de que hay algo que ha cambiado, que no se producido de la noche a la mañana, sino que se ha venido fraguando. Esta nueva agenda medioambiental, de la igualdad y de la tecnología y la innovación tiene que ir acompañada de un aparato estatal mucho más ágil. Y eso todavía no está en el discurso político de la Administración".

También el politólogo Jaime Pastor certifica el fracaso de las derechas, y ve en la cuestión catalana el mayor riesgo para la estabilidad de la mayoría. Asimismo, se fija en la jefatura del Estado, donde cree evidente que hay "una crisis de legitimidad de la monarquía". En su opinión, Felipe VI "tiene que gozar de una legitimidad de ejercicio que no se ha ganado aún". Y es que esta legislatura, de la que no se ha cumplido todavía un año, se enfrenta a una pandemia sanitaria y a una crisis económica, mientras paralelamente tiene que gestionar una crisis en la jefatura de Estado y otra territorial. Casi nada.