Albistur, excandidata a la Alcaldía de Donostia, deja el PP y ficha por el PSE como asesora de la Diputación de Gipuzkoa

La excandidata a la alcaldía de Donostia se retiró de la política a finales de 2018 tras mantener diferencias con Sémper

28.09.2020 | 01:14
Miren Albistur.

La excandidata del PP a la alcaldía de Donostia Miren Albistur ha sido nombrada asesora del departamento de Cultura, Juventud, Deportes y Cooperación de la Diputación de Gipuzkoa que dirige el socialista Harkaitz Millán, según confirmaron fuentes de este departamento foral. Albistur iniciará el desempeño de esta función "en los próximos días" y lo hará como militante del PSE, partido al que se ha afiliado recientemente, revelaron las mismas fuentes.

Albistur fue asesora del grupo municipal del PP en la capital guipuzcoana entre 2007 y 2015, cuando dio el salto a la política para liderar la candidatura a la alcaldía en las elecciones de ese año, en las que obtuvo tres concejales.

En los comicios de 2019 Albistur decidió no volver a presentarse y quien lideró la lista por el PP fue Borja Sémper, que mantuvo para este partido los tres concejales en el consistorio donostiarra y que anunció el pasado mes de enero su abandono de la política. Albistur anunció su retirada de la política a finales de 2018 al considerar que "ese ciclo ha terminado", lo que obligó al PP a buscar otro candidato en Donostia a ocho meses de las elecciones municipales.

La exportavoz del PP y ahora afiliada del PSE se vio envuelta en 2015 en una polémica con Sémper, cuando este era presidente del PP en Gipuzkoa. Miren Albistur fue propuesta por la dirección del partido en Euskadi –entonces liderada por Arantza Quiroga– como candidata para la alcaldía de Donostia en contra del criterio del comité electoral provincial, que había elegido a Ramón Gómez como cabeza de lista. Albistur personificaba la apuesta por la renovación del discurso del PP vasco que Quiroga consideraba fundamental en la hoja de ruta diseñada para modernizar el partido.

Sémper estuvo a punto de presentar entonces su dimisión pero finalmente tragó, aunque advirtió de que "no le gustan los dedazos" al elaborar listas electorales.