Aburto avisa a Sánchez de que no le cederá su remanente y el PNV rechaza su decreto

El alcalde de Bilbao aclara en una cita con ediles del Estado que no se financia de España y pide respetar el Concierto

08.08.2020 | 00:17
El alcalde de Bilbao, el jeltzale Juan Mari Aburto

Bilbao – El PNV ha vuelto a trazar un círculo de sal para preservar el autogobierno fiscal vasco, y al otro lado de la barrera protectora vuelve a encontrarse la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ejerció ayer de punta de lanza de los ayuntamientos vascos para avisar de que no cederá sus remanentes al Estado porque no se financia recibiendo fondos de España y confirmó, como informó este periódico, que el PNV votará en contra de un decreto que no respeta el Concierto Económico. El Ejecutivo español ha firmado un acuerdo por la mínima y únicamente con los votos socialistas en la federación estatal de municipios para que los ayuntamientos le presten sus remanentes y devolvérselos en un plazo de quince años, a cambio de liberar 2.000 millones de euros este año y 3.000 el próximo, con el argumento de que la única forma de que las localidades inviertan su dinero sin incumplir la regla de gasto es dar este rodeo que secuestra sus fondos, deja muchas incógnitas y vulnera la autonomía municipal a ojos del resto de partidos.

En una videoconferencia con otros alcaldes estatales críticos, Aburto avisó de que el municipio no va a dejar sus remanentes en manos del Estado, y confirmó que el PNV votará en contra del decreto en el Congreso de los Diputados porque "va en contra del Concierto Económico", lo que supone rematar una advertencia lanzada ya por los tres diputados generales en el comunicado del jueves. No se trata de un gesto insolidario de Euskadi sino una consecuencia lógica de contar con su propio sistema de financiación de raíz foral. Aburto aclaró que los ayuntamientos vascos "no se financian con recursos del Estado, no hay flujos económicos que vengan del Estado, sino que se financian con recursos propios y con fondos forales" y, por tanto, la tutela financiera de los ayuntamientos vascos corresponde a las diputaciones. "Es algo que debe quedar muy claro. No corresponde al Estado", zanjó. La comunidad autónoma está pendiente de que el Estado reúna la Comisión Mixta con Euskadi para fijar los límites de deuda y déficit en los próximos años. Las diputaciones forales podrán a partir de ahí regular el margen de los ayuntamientos. Lo que pide Bilbao es poder utilizar sus remanentes con flexibilidad. Euskadi recauda sus propios impuestos a través de las haciendas forales y paga un Cupo al Estado que cubre, entre otras cuestiones, la solidaridad con otras comunidades.

Aburto realizó su labor de pedagogía y aclaración para el Gobierno español como voz vasca en una reunión telemática con nueve ayuntamientos estatales que rechazan la propuesta y son de distintas ideologías, lo que anticipa una estrepitosa caída del decreto de Sánchez si no rectifica. Los alcaldes de Cádiz, Granada, Lleida, Madrid, Murcia, Pontevedra, Reus, Santa Cruz de Tenerife y Zaragoza suscribieron un comunicado conjunto que no firma Bilbao, porque el resto de localidades están adscritas al régimen común y en Euskadi rige el foral. Sí se añade un penúltimo párrafo donde Aburto se muestra receptivo a los criterios tratados en la reunión y aclara la "situación específica" vasca.

Aunque Euskadi tiene su propio carril, Aburto participó en la reunión para estar "allí donde estén en juego los intereses de los bilbainos", y concretó que la situación del municipio es "buena". El criterio fundamental para rechazar el decreto es que no respeta el Concierto, pero también entró al debate para criticar que se plantee un gasto condicionado a cuatro ámbitos (agenda urbana, movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura), cuando en realidad debería respetarse la autonomía para gastar en las políticas más oportunas y acordes con las necesidades específicas de cada localidad. También criticó que no quede claro "cómo van a devolver los remanentes", los intereses o el plazo. Llueve sobre mojado con Montero, tan solo una semana después de haber encarrilado la convocatoria de una Comisión Mixta en septiembre ante las presiones del PNV, y tras haber incumplido el pacto que obligaba a reunirla y fijar los límites de deuda y déficit de este año en la primera semana de julio. El burukide Koldo Mediavilla decía hace unos días que va camino de ser reprobada.

Los alcaldes

Comunicado conjunto. Los alcaldes de Cádiz (Adelante Cádiz), Granada (C's), Lleida (ERC), Madrid (PP), Murcia (PP), Pontevedra (BNG), Reus (JxCat), Santa Cruz de Tenerife (CC) y Zaragoza (PP) firmaron ayer un comunicado tras su reunión por videoconferencia para rechazar el acuerdo entre la FEMP y el Ministerio de Hacienda que "vulnera la autonomía financiera" e "incauta" los superávits municipales, o bien propone excluir del reparto de fondos a aquellos que no tienen remanentes. Piden una rectificación inmediata, una reunión con la ministra Montero y eliminar la regla de gasto en déficit y estabilidad al menos para 2021.

Posición de Bilbao. No firma el texto pero añade un párrafo aclarando su situación específica.

"Pedimos utilizar los remanentes con flexibilidad para las necesidades de Bilbao"

Juan Mari Aburto

Alcalde de Bilbao