Corinna escribió al gestor de Juan Carlos I para comprar un dúplex en Londres

La examante del rey emérito le dijo al testaferro de Suiza que a su "amigo le gusta porque nadie le puede ver"

22.07.2020 | 16:54
El rey emérito Juan Carlos I, durante el mensaje de Navidad de 2012. Foto: Efe

 La examante del rey emérito, Corinna Larsen, escribió en 2011 una carta al gestor de la fortuna suiza de Juan Carlos I, el suizo Arturo Fasana, para comunicarle que el monarca autorizaba la compra de un dúplex valorado en seis millones de euros en el centro de Londres. "No hay mejores opciones disponibles de este nivel. A nuestro amigo le gusta mucho esta opción por su ubicación, la entrada privada y porque nadie le puede ver", le comentó Larsen al presunto testaferro, en referencia al rey emérito.

Según publicó el martesel diario El Mundo, la comunicación, que está en manos del fiscal suizo Yves Bertossa, responsable de la investigación sobre el dinero que el rey emérito ocultó al fisco español en el país helvético y en la que están imputados la propia Larsen y Fasana, se produjo a través de un correo electrónico que envió la empresa de Larsen, Apollonia Associates.

"No quiere perder esa oportunidad (en referencia al rey emérito). He hablado del inmueble con él en detalle y me ha autorizado a hacer una oferta, que fue aceptada el viernes", insistía Larsen sobre el apartamento, ubicado en el número 8 de Upper Belgrave Street de la capital británica.

"El diseño es excelente, un dúplex: buenos recibidores, dos grandes dormitorios en suite y un despacho. En total tiene 252 metros cuadrados, entrada privada, alto nivel de seguridad, un pequeño patio privado, ha tenido un contrato de alquiler largo, tiene 118 años, está recién reformado y no necesita ninguna reforma estructural", comentó Larsen. "Todos los baños, la cocina, etc., se encuentran en perfectas condiciones, por lo que se puede decorar muy rápido", explicó la empresaria germana.

Según Larsen, el precio de la vivienda era de 5.350.000 libras más el 5% de impuestos. Para su compra se creó una estructura societaria específica. El abogado suizo Maurice Turrettin se encargaría de este aspecto: "Él va a crear una sociedad que pueda hacerse cargo de la adquisición y podría ser el signatario, por lo que podemos hacerlo todo fuera de Ginebra". "He informado a nuestro amigo (el rey emérito) de todos estos pasos así como que te iría enviando esta información", concluye la empresaria.

Según informó el periódico El Mundo, Larsen le dijo al fiscal Bertossa en 2018 que finalmente no compraron el inmueble porque el vendedor se echó atrás, pero que terminó comprando otro apartamento en Londres y que Juan Carlos I le "donó" 1,6 millones de euros para hacer la operación. La vivienda, ubicada en Eaton Square, costó cerca de cinco millones y medio de euros, más los casi cuatro millones y medio de su remodelación, siempre según la versión aportada por Larsen.