Casado recupera a ETA en el inicio de la campaña de PP+C's

Propone la "unidad de los demócratas frente al terrorismo" y pide "no homologar" a EH Bildu

26.06.2020 | 00:24
Carlos Iturgaiz y Pablo Casado, ayer en Errenteria.

El PP metió ayer a ETA en las elecciones en Euskadi apenas unas horas antes del inicio de la campaña, en un acto en Errenteria con motivo del aniversario del asesinato del concejal del partido José Manuel Zamarreño. En su transcurso el presidente del PP, Pablo Casado, propuso "la unidad de los demócratas ante el terrorismo", pese a que la banda se ha disuelto de forma definitiva. Pidió además al PSOE que "no homologue a quienes no han condenado los 850 asesinatos de ETA", en referencia a EH Bildu.

El propio Casado admitió que el pasado de violencia no regresará pero advirtió de que "la relativización" de los recientes ataques a sedes de partidos o domicilios de políticos "es el inicio del terror", por lo que llamó a "combatir fuertemente" que se pueda repetir la historia. Acompañado del candidato a lehendakari de la coalición PP+C's, Carlos Iturgaiz, y de cargos políticos y familiares del homenajeado, Casado emplazó al PSOE a no avalar a EH Bildu pactando con esta formación.

El acuerdo con la coalición abertzale para derogar la reforma laboral –se suscribió en el contexto de las prórrogas del estado de alarma, cuando el PP ya no las apoyaba– provocó una gran polvareda política. Ayer, el líder de los populares afirmó que EH Bildu, que "se enorgullece de una historial criminal, no debe poner y quitar gobiernos, no debe aprobar o tumbar presupuestos, no debe ser clave en el futuro de nuestros hijos porque lo mínimo, cuando alguien comete el horror de asesinar a otra persona es arrepentirse y no estar orgulloso de ello".

Explicó que él no estaría en política si no fuera por los cargos asesinados por ETA y por los que fueron perseguidos y amenazados. Por todos ellos, añadió, tiene "la obligación moral de continuar en su nombre, intentando no defraudar, intentando ver el punto positivo" de haber superado "este drama nacional e histórico". "Pero sobre todo el ejemplo para mis hijos, para que no olviden lo que aquí pasó", zanjó.

'Txapote', procesado José Manuel Zamarreño fue asesinado por ETA el 25 de junio de 1998 en Errenteria poco después de sustituir al edil popular José Luis Caso, muerto también a manos de la banda. El que fuera presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz, recordó ayer que Zamarreño le dijo que ETA le mataría por sustituir a su amigo, palabras que tiene "grabadas" en su mente. Al acto acudieron la viuda del homenajeado, Marisol Fernández, una de sus cuatro hijos, Naiara, así como numerosos dirigentes del PP como Iñaki Oyarzábal, Beatriz Fanjul, Iñigo Arcauz, Juan Carlos Cano, José Luis Arrúe o Laura Garrido, y también de C's como Luis Gordillo.

Pablo Casado recordó que la organización "ejecutó sus amenazas", después de que aparecieran pintadas como Zamarreño, estás muerto, con dianas. También tuvo palabras para la Justicia, "que ha vuelto a abrirse paso" al procesar al exjefe de ETA Francisco Javier García Gaztelu, Txapote, por el asesinato del edil del PP ante los indicios que le sitúan como partícipe cuando integraba el comando Donosti. Iturgaiz dijo que "si hoy es más fácil hacer política en Errenteria, en el País Vasco, es gracias a personas como él".

"Lo mínimo cuando alguien comete el horror de asesinar es no estar orgulloso y arrepentirse"

Pablo Casado

Presidente del PP

"Si hacer política es más fácil en el País Vasco es gracias a personas como Manuel Zamarreño"

Carlos Iturgaiz

Candidato a lehendakari de PP+C's