Fallece Bixente Serrano Izko, un nacionalista convencido

Historiador y político, fue diputado por Geroa Bai al final de la legislatura en 2015 en sustitución de Barkos

05.06.2020 | 00:14
Bixente Serrano Izko. Foto: DEIA

iruñea – El historiador y político Bixente Serrano Izko, nacido en Sarasa hace 72 años (22 de enero de 1948), falleció ayer en Iruñea. Su desenlace se produjo a media tarde en el Complejo Hospitalario de Navarra, donde había ingresado recientemente para ser sometido a una intervención quirúrgica que no ha conseguido superar.

Miembro de Geroa Bai, su único cargo institucional lo desempeñó en 2015, cuando tomó el relevo de Uxue Barkos en el Congreso, quien renunció al cargo tras ser elegida parlamentaria foral el 26 de mayo de 2015. Serrano Izko apenas estuvo seis meses de diputado hasta el final de la legislatura. Cumplida esa etapa, renunció a ser candidato después. No obstante, sí figuró en las listas de la coalición pero en puestos de no salida. En las elecciones de mayo del año pasado iba el 44 en la candidatura de Geroa Bai al Parlamento. Con anterioridad, también fue candidato al Senado por Nafarroa Bai en 2004 y 2008.

Nacionalista convencido, sufrió los rigores del franquismo desde muy joven. Fue deportado durante el estado de excepción de 1969?. Se licenció en Historia por la Universidad de Navarra en 1972.

Fue acusado de haber participado en el secuestro del industrial Felipe Huarte por parte de ETA a principios de 1973, lo que lo obligó a pasar a la clandestinidad, por lo que fue juzgado en rebeldía.? En septiembre de ese año fue detenido en Tolosa, y juzgado por un Consejo de Guerra franquista que lo condenó a 42 años y 6 meses de prisión en julio de 1974.? Fue uno de los organizadores de la masiva fuga de Segovia (29 presos, en su mayoría de ETA) el 5 de abril de 197. Fue detenido poco después en Burguete. Su condena fue extinguida con la Ley de Amnistía de 1977 y tuvo un recibimiento masivo en Iruñea tras su excarcelación. En los primeros años de la transición militó en Euskadiko Ezkerra y Auzolan.

Tras el fracaso electoral de Auzolan, abandonó la política y trabajó como profesor de historia en euskera en un instituto de enseñanza media de Iruñea hasta su jubilación, publicando libros y escribiendo artículos sobre historia en el diario Egunkaria. También ha sido miembro del Consejo Social de la Universidad Pública de Navarra y colaborador del Grupo Noticias.