miren gorrotxategiCandidata de Podemos-Ahal Dugu/Ezker Anitza

Miren Gorrotxategi: "Echo en falta socializar y dar una caminata larga"

19.04.2020 | 00:32
Gorrotxategi, durante la jornada laboral en su domicilio. Foto: DEIA

Bilbao – Más de un mes después de que se decretara el estado de alarma, Miren Gorrotxategi, candidata a lehendakari de Podemos-Ahal Dugu/Ezker Anitza, describe el traslado del lugar de trabajo al propio hogar como un proceso en tres actos. Explica que "en un primer momento las reuniones telemáticas son continuación de lo que se venía haciendo presencialmente y no se nota tanto el cambio. En una segunda etapa, todo empieza a surgir a partir de espacios separados y se ralentiza el trabajo. Y hay un tercer momento en el que realmente sientes que te has adaptado porque las dinámicas de trabajo en grupo vuelven a fluir".

Basándose en su propia experiencia, concluye por tanto que la adaptación al cambio de escenario y al uso de las nuevas tecnologías es posible, "aunque no de forma automática". Relacionado con lo anterior, considera que "cuanto más te habitúas a la forma telemática de trabajar, menos precisa se hace la presencialidad". Pese a ello, el actual no es un escenario ideal, ya que "siempre hay temas que requieren un contacto más piel con piel", algo comprensible al pertenecer a un partido tan pegado a la calle y que, de hecho, nació a raíz de las asambleas improvisadas en la vía pública del 15-M.

Un sentimiento que comparte con sus compañeros de formación. "La ilusión por recuperar el contacto físico es un tema que aparece en todas las reuniones", admite sobre la rutina del partido.

Respecto al modo en que está sobrellevando el confinamiento, pone el acento en la importancia del lugar donde se desarrolla el mismo. "El espacio del que disponemos es determinante, la casa no cumple la misma función cuando se hace mucha vida en la calle que cuando toda la vida se desarrolla dentro", expone. En su caso, se considera una privilegiada, ya que "tengo la suerte de contar con metros suficientes para crear espacios de intimidad, además de con ventanas y un balcón soleado que nos da la vida. Nos hemos adaptado bastante bien". Destaca por último un libro, La casa del padre, de Karmele Jaio, y la película Los consejos de Alice.

"La ilusión por recuperar el contacto físico aparece en todas las reuniones"

Miren Gorrotxategi

Podemos-Ahal Dugu/Ezker Anitza

noticias de deia