Polémica por sus críticas a La Sexta

Casado defiende a Cayetana: "Es extraordinaria"

Tras las últimas polémicas de la portavoz, destaca que sea "libre" y que genere debate

07.03.2020 | 08:48
Casado y Álvarez de Toledo, ayer en Madrid.

Bilbao – La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, ha estado en el centro del huracán esta semana por sus críticas a La Sexta, a la que acusó de "hacer negocio con la erosión de los valores", y por su desmarque de la celebración del Día de la Mujer –se definió como "feminista amazónica"–, ya que no acudirá a la manifestación de mañana en Madrid justo cuando su partido pretende marcar perfil propio el 8-M. Pese a que esta forma de proceder ha causado malestar en el seno del PP, su presidente, Pablo Casado, acudió ayer al rescate y la defendió sin ambages: "Es extraordinaria", dijo.

En un acto con mujeres celebrado en Madrid, Casado tuvo palabras de elogio para otras mujeres del PP como Cuca Gamarra, Ana Beltrán, Marimar Blanco, Ana Pastor o Andrea Levy. Pero se detuvo especialmente con Álvarez de Toledo, a la que definió como una "extraordinaria portavoz en el Congreso" a la que todos los partidos querrían tener en sus filas por su "valentía" y su "coherencia", lo que provocó el aplauso de los presentes.

Destacó que la portavoz popular, cuyo nombramiento fue una apuesta personal suya, es "una persona que siempre ha decidido ser libre, independientemente de donde haya nacido, sea mujer o que ahora se dedique a la política". Se mostró a su vez "orgulloso de que estemos dando esas batallas ideológicas sin complejos y sin levantar el tono, por mucho que algunos quieran poner decibelios donde no los hay". "La coherencia en la vida es el mejor pasaporte para la credibilidad", apostilló.

A sueldo de C's Por otro lado, el PSOE ha presentado una iniciativa en el Congreso criticando a Ciudadanos por haber mantenido a sueldo del partido como asesor al catedrático Andrés Betancor mientras era vocal de la Junta Electoral Central. Propone asimismo una declaración de condena de la Cámara con el compromiso de impedir "que nadie busque una influencia ilegítima o un trato de favor ilegal" en los órganos institucionales.