Se trataría de un delito menor

Una jueza de Girona pide investigar por fraude a Puigdemont cuando era alcalde

El expresident pide reconocer a Catalunya como nación para avanzar en la mesa de diálogo

06.03.2020 | 01:48
Carles Puigdemont.

Una investigación por un supuesto fraude cuando era alcalde de Girona coloca de nuevo a Carles Puigdemont ante el Tribunal Supremo, que debe estudiar si abre otra causa contra él y encara una nueva solicitud de entrega por delitos menores a los que se le imputan por el procés. Una jueza de Girona ha pedido al alto tribunal que impute al expresident por un supuesto fraude en la compra en 2014 de obras de arte con fondos públicos de la gestión de agua durante su etapa como regidor. Decisión que el ahora eurodiputado atribuye al deseo de la Justicia de extraditarlo como sea en un momento en el que ya pesa sobre él la petición de suplicatorio al Parlamento Europeo para que le levante la inmunidad y seguir así con su entrega por los delitos de sedición y malversación en el marco del proceso soberanista.

El Supremo tiene que valorar ahora si abre un nuevo procedimiento contra Puigdemont por los delitos de falsedad, fraude a la Administración y prevaricación que le atribuye indiciariamente la jueza, previo informe de la Fiscalía del alto tribunal. Dado que goza de inmunidad como europarlamentario, en el caso de que el Supremo abra una causa contra él, el instructor designado tendría que cursar un nuevo suplicatorio al Parlamento Europeo por estos tres delitos.

Por otra parte, el exjefe del Govern rebajó ayer las condiciones al Gobierno de Pedro Sánchez en la mesa de negociación ya que, en vez de hablar de un referéndum de autodeterminación, instó a que se reconozca a Catalunya "como nación" para poder avanzar en el diálogo de cara a la búsqueda de una solución al conflicto. "Esto abriría las puertas a seguir avanzando en las siguientes mesas, porque se trata de avanzar", defendió.

rull y turull también salen Asimismo, los nueve presos independentistas ya pueden salir del centro penitenciario para trabajar o cuidar familiares después de que se haya permitido a los exconsellers Josep Rull y Jordi Turull hacerlo durante doce horas al día de lunes a viernes.

noticias de deia