INVESTIDURA

Urkullu apremia a Sánchez con el Estatuto

Le pide completar los traspasos y confía en que se respete el nuevo Autogobierno que apruebe el Parlamento Vasco

08.01.2020 | 06:21
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe al lehendakari Urkullu en La Moncloa, en junio de 2018.

gasteiz - El lehendakari, Iñigo Urkullu, instó ayer al recién elegido presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, a acometer los compromisos pendientes, entre los que destacó el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika. Urkullu quiso mostrar "la disposición positiva y constructiva" del Gobierno vasco para abordar "el más relevante" de los asuntos que comparten ambos gobiernos, "el calendario y el plan de transferencias" para "cumplir así el Autogobierno reconocido". A través de Twitter, el lehendakari también celebró que con la elección del nuevo Ejecutivo "se abre una oportunidad para avanzar, desde el diálogo y el pacto, en el nuevo estatus de Autogobierno para el futuro de Euskadi, según lo que acuerde el Parlamento Vasco".

Urkullu considera positivo que "después de diez meses de interinidad se puedan comenzar a abordar los compromisos y retos pendientes", tras una investidura que "ha de permitir abrir una nueva etapa", y que supone "un aliciente para la gobernabilidad con la novedad" de plantear por primera vez en el Estado un gobierno de coalición.

El lehendakari considera que con la elección de Sánchez "se abre un nuevo tiempo de diálogo y búsqueda de acuerdos", como pone de manifiesto el mismo hecho de que Sánchez haya logrado los apoyos necesarios para ser investido.

Urkullu hizo además referencia a los retos que tendrá que afrontar Sánchez "en los ámbitos económico, social, territorial, institucional y político", y por otro lado aseguró que "las dificultades en la sesión de investidura son la mejor expresión de la necesidad de abordar esta etapa con una nueva cultura política asentada en el respeto, el reconocimiento de las diferencias, el diálogo y la voluntad de acuerdo".

Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, aseguró que en cuanto conozca a su interlocutor en materia de Política Territorial en el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez entablará contactos con La Moncloa para actualizar en enero el calendario de transferencias aprobado hace un año y "empezar a trabajar en febrero" en la culminación del Estatuto de Gernika que demanda el Ejecutivo de Iñigo Urkullu y el propio Parlamento Vasco.

Erkoreka señaló, además, que en la actualización de las transferencias pendientes se pretende incluir la de la Seguridad Social, avalada el pasado año por el Tribunal Constitucional. "Es un tema técnicamente complejo", admitió Erkoreka, quien sin embargo recordó que las administraciones vasca y española han intercambiado documentos y mantenido reuniones durante mucho tiempo, incluso con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, y por tanto cree posible completar el Estatuto en 2020, "con elecciones autonómicas o sin ellas" e independientemente de la fecha en la que éstas se lleven a cabo.

Indulto a políticos catalANES En principio, la legislatura vasca se agota en septiembre, y aunque el Gobierno de Gasteiz cuenta con Presupuestos para gobernar hasta el final, tras el apoyo de Elkarrekin Podemos a su proyecto de Cuentas, aún el lehendakari no ha ratificado la llamada a las urnas para después del verano.

Por otro lado, Erkoreka se mostró favorable a que el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez indulte a los políticos presos como una "salida interesante" a la crisis catalana, aunque matizó que se expresaba a título personal, sin intención de comprometer al gabinete de Iñigo Urkullu. Erkoreka también avaló, en esta ocasión sí en nombre del Gobierno vasco, el compromiso de ERC y PSOE de buscar acuerdos en materia territorial para luego someterlos al refrendo de la sociedad catalana.

Junto a él se sentaba ayer tras el Consejo de Gobierno el consejero socialista de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda, Iñaki Arriola, que eludía "presuponer nada" sobre la intención de un presidente que a esa hora aún no había sido elegido por el Congreso, en relación a los indultos. Eso sí, recordaba que Rafael Casanova, símbolo de la resistencia catalana ante el asedio borbónico, no murió en la toma de Barcelona por las tropas de Felipe V, "sino de viejo, habiendo escapado de Barcelona, y tras haber pedido el perdón real, que se le concedió". "La Historia nos enseña muchas cosas", añadió Arriola, que apostó por "el diálogo entre gobiernos y entre la gente" para "resolver el problema político en España y que no se repita lo que pasó".

Noticias relacionadas