ERC aprueba con el 93,46% su hoja de ruta hacia la independencia sin renunciar a ninguna vía

21.12.2019 | 17:33
Intervención de Pere Aragonès en el Congrés Nacional d'ERC el 21 de diciembre de 2019.

ERC aprueba con el 93,46% su hoja de ruta hacia la independencia sin renunciar a ninguna vía

BARCELONA. Las bases de ERC han aprobado este sábado con el 93,46% de los votos en el Congreso Nacional del partido su hoja de ruta para lograr la independencia de Catalunya, en la que prioriza el diálogo y la negociación con el Estado para celebrar un referéndum de autodeterminación, aunque no renuncia a ninguna vía "democrática y pacífica".

La ponencia política, que fija la estrategia de los republicanos para los próximos años, ha sido avalada con 558 votos a favor, 20 en contra y 19 en blanco de los militantes que han participado en el pleno del Congreso Nacional de ERC, que se ha celebrado en el Auditori del Fòrum de Barcelona.

Con la aprobación de este documento, ERC consolida su apuesta estratégica por el diálogo y la negociación con el Estado, y por ampliar los adeptos al independentismo para lograr un referéndum de autodeterminación.

La ponencia defiende que un referéndum de autodeterminación es el mejor instrumento para solucionar el conflicto en Cataluña y plantea tres vías para lograrlo: la primera es la vía pactada y negociada con el Estado, ya que, pese a que reconoce que ahora mismo "es imposible" por las reiteradas negativas a acordar una consulta, considera que el independentismo nunca debe abandonar la bandera del diálogo.

La segunda vía es "forzar" al Estado a convocar un referéndum, es decir, combinar la movilización constante con acciones de desobediencia civil no violenta, la acción de las instituciones catalanas, la generación de grandes consensos y el avance reiterado del independentismo en las urnas, junto con complicidades internacionales, para obligar al Estado a pactar un referéndum.

También contempla una tercera opción, aunque no es la prioridad de ERC, que es hacer un referéndum sin el permiso del Estado, pero en ningún momento aparece la palabra 'unilateral' en el texto.

De hecho, para buscar el consenso ante las enmiendas presentadas sobre esta última vía, la ponencia introduce un párrafo que subraya que el partido debe decantarse por una vía u otra en función de la correlación de fuerzas que tenga el independentismo frente al Estado, pero insiste en que ERC no renuncia a ninguna vía.

"Resulta evidente que, atendiendo al hecho de que nunca renunciaremos a nuestros derechos ni a lo que establece la misma legalidad internacional, habrá que estar atentos a posibles nuevos escenarios que nos permitan transitar hacia la independencia por cualquier camino democrático y pacífico", concreta el texto.

En el Congreso se han votado dos enmiendas que buscaban matizar la posición de los republicanos sobre unilateralidad y que han sido rechazadas de manera amplia: una de ellas planteaba limitar en el tiempo la apuesta por la vía dialogada y ha contado con 902 votos en contra, 203 a favor y 41 en blanco.

"AMPLIAR LA BASE"

El documento consagra el giro estratégico de ERC del último año en el que reconoce que el independentismo debe sumar apoyos y ser más fuerte para intentar de nuevo la independencia, y manteniendo la defensa del diálogo con el Estado.

Así, a lo largo del texto de la ponencia se repiten expresiones como "ampliar la base" y fortalecer al independentismo para sumar adeptos y, de hecho, el título del documento ilustra esta voluntad con el lema 'Fortalezcámonos para volver; fortalezcámonos para ganar'.

Asimismo, la hoja de ruta sitúa como objetivo que el independentismo supere el 50% de los votos en unas elecciones catalanas y fija este escenario como necesario: "Habrá que trabajar de forma colectiva, consensuada y continuada para ir incrementando este porcentaje de forma reiterada en los sucesivos comicios, un escenario si bien que no suficiente, sí que es necesario. EP

noticias de deia