Pintadas de los CDR en la sede de los republicanos

Los sectores radicales del independentismo acusan a ERC de “insultar al pueblo” por su negociación con el PSOE

17.12.2019 | 20:50

barcelona - Los sectores más radicales del independentismo catalán consideran una traición que ERC se haya sentado a negociar con el PSOE y valore en este momento si facilitar o no la investidura de Pedro Sánchez y la formación de Gobierno en el Estado. En este marco, la sede principal de los republicanos en la capital catalana amaneció ayer con pintadas de los Comités de Defensa de la República (CDR), horas antes de la reunión que el equipo negociador de Esquerra mantuvo con los socialistas en la Autoridad Metropolitana de Barcelona para tratar de avanzar en la negociación de reelección de Sánchez. "La autodeterminación es un derecho, no se negocia", rezaba el lema escrito frente a la sede, en la acera, firmado por CDR Les Corts.

Además, los CDR de Catalunya emitieron un comunicado en el que califican las negociaciones que han entablado los republicanos como un "fraude, un insulto y un menosprecio hacia el conjunto del pueblo catalán y a la democracia en general", al sentarse con quienes aplicaron el 155. Asimismo, los grupos independentistas afirman que, a su parecer, no debería haber ninguna negociación con el Estado sin que previamente se produzca una amnistía para los "presos políticos", el retorno para los "exiliados" y "el fin de la persecución ideológica contra el independentismo", en referencia a los exconsellers encarcelados y los Jordis, así como a los dirigentes que optaron por abandonar el país.

También reclaman en el comunicado que en cualquier tipo de negociación con el Estado español se reconozca en primer lugar "el resultado del referéndum del 1 de octubre" y que las negociaciones se "desarrollen bajo la supervisión de un mediador internacional". Creen que ese mediador externo debería estar presente en todo momento en las conversaciones, "visto el historial de incontables incumplimientos del Gobierno español en los acuerdos alcanzados con la Generalitat".

En este sentido, los CDR consideran que ninguna de las condiciones que deberían estar sobre la mesa se cumplen a día de hoy, por lo que la negociación entre ERC y el PSOE es un simulacro que no debería haberse producido. "No dejemos que la represión nos desvíe del camino de la independencia que comenzamos ese primero de octubre", concluyen.

De esta forma, estos sectores del independentismo tratan de incrementar la presión sobre los republicanos para que se mantengan en el rechazo a Pedro Sánchez y perpetúen en bloqueo institucional del Estado, posición que abanderan por el momento los representantes en el Congreso de Junts per Catalunya y la CUP. Asimismo, el comunicado de los CDR evidencia también una fractura en el independentismo debido a las diferentes estrategias para encauzar la crisis en Catalunya. - DEIA