macroencuesta preelectoral

Un CIS previo a la exhumación y al fallo del ‘procés’ eleva a Sánchez a los 150 escaños

La macroencuesta preelectoral otorga el 32,2% de los votos al PSOE, que podría gobernar con Podemos o con C’s

09.02.2020 | 20:54
Barómetro del CIS.

Otorga el 32,2% de los votos al PSOE, que podría gobernar con Podemos o con C’s

bilbao - Ayer vio la luz la macroencuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) previa a la convocatoria electoral, que en esta ocasión consta de una muestra extensísima compuesta de 17.650 entrevistas realizadas en persona en todas las regiones del Estado. Sin embargo, el estudio de la institución que dirige José Félix Tezanos nace ya caduco al haberse realizado entre el 21 de septiembre y el 11 de octubre, es decir, antes del fallo del Supremo por el procés y de la exhumación de Franco, dos de los temas que están marcando la precampaña y que a priori benefician a la derecha.

Por lo demás, la encuesta del CIS refleja pocas novedades respecto a sus últimas entregas. Así, contradice a la mayor parte de los sondeos de las encuestadoras privadas y predice una holgada victoria del PSOE, que lograría entre 133 y 150 diputados, mejorando los 123 que obtuvo el pasado mes de abril. Los socialistas obtendrían de esta forma el 32,2% de los sufragios, un aumento de cuatro puntos respecto al 28-A, pero algo por debajo del 34,2% que le otorgaba el estudio de septiembre.

De cualquier forma, siempre según los cálculos del ente sociológico, a Sánchez podría bastarle con pactar o bien con Unidas Podemos o bien con Ciudadanos para sumar mayoría absoluta en el Congreso y desbloquear la investidura. El PSOE sumaría con los morados entre 160 y 183 diputados, mientras que con los naranjas estaría entre los 160 y 185. Por tanto, en las horquillas más altas a los socialistas les sería suficiente con buscar un único socio.

El CIS es el único sondeo que otorga estos números al partido gobernante, cifras que quedan siempre en entredicho por la vinculación al PSOE de su presidente Tezanos, al que se le acusa continuamente de inflar los resultados de los socialistas. Por el contrario, el organismo público esgrime a su favor que predijo con nitidez el resultado de las pasadas elecciones generales de abril.

Respecto al principal partido de la oposición, el PP, crece pero se queda lejos de la barrera de los 100 diputados. Así, pasaría de 66 asientos a una horquilla de entre 74 y 81, lo que supone una escasa subida de 1,4 puntos. Este dato vuelve a contradecir a las encuestadoras privadas, cuyos sondeos más recientes apuntan a que Pablo Casado se situaría alrededor del centenar de escaños.

En las siguientes posiciones de la carrera electoral el CIS también va a contracorriente y adjudica a Unidas Podemos la tercera plaza, mientras que Ciudadanos se haría con la cuarta. La formación de Pablo Iglesias y sus confluencias se mueve entre los 37 y los 45 escaños, por lo que aguantaría el tipo e incluso podría crecer respecto a abril. Poca factura le pasaría la irrupción de Iñigo Errejón con Más País, que según la encuesta tendría que conformarse con tres o cuatro diputados y se quedaría sin grupo parlamentario.

Por su parte, los de Albert Rivera siguen a la baja, perderían cinco puntos respecto a abril y se quedarían en una horquilla de entre 27 y 35 asientos, perdiendo casi la mitad de los 57 que logró en la primera vuelta. Pero el dato más llamativo en la derecha es el relativo a Vox, al que el CIS predice una bajada y le otorga entre 14 y 21 diputados. De esta manera, la macroencuesta no refleja el crecimiento de la ultraderecha que sí aparece en los sondeos de las encuestadoras privadas, algunas de las cuales otorgan a la formación de Santiago Abascal la tercera posición.

el reparto en euskadi Respecto a la CAV, el estudio confirma que el PNV tiene al alcance de la mano el cuarto diputado por Bizkaia, con el que sumaría siete en los tres herrialdes -uno más que en abril-. Ese escaño lo perdería Elkarrekin Podemos por la irrupción de Más País, que aunque se queda muy lejos de obtener escaño, sí restaría uno a los morados.

Además, el PP seguiría con el contador a cero en Euskadi: Marimar Blanco no lograría arrebatar a EH Bildu el escaño por Araba. La coalición soberanista, por su parte, obtendría en esta ocasión representación en Nafarroa quitando uno al PSN. Ese sería el único cambio en la Comunidad Foral respecto a la anterior convocatoria electoral.

noticias de deia