semana clave para Nafarroa

El PSN cree que no llegar a un acuerdo sería un fracaso de la política navarra

Ramón Alzórriz, su secretario de Organización, afirma que van a “seguir adelante” para no traicionar lo dicho en campaña, por lo que “si no hay pacto serán otros los que deban explicarlo”

09.02.2020 | 07:48
Ramón Alzórriz, secretario de Organización del PSN, posa en la sede del partido en el paseo de Sarasate de Pamplona.

Ramón Alzórriz afirma que van a “seguir adelante” para no traicionar lo dicho en campaña

Bilbao - Ha llegado la semana clave para Nafarroa. El próximo domingo es 7 de julio, día de San Fermín, y el PSN quiere cerrar un acuerdo de gobierno antes de esa fecha. Así lo asegura Ramón Alzórriz, secretario de Organización de los socialistas navarros, en una entrevista que publica hoy el Diario de Noticias. Alzórriz cree que su partido ha cruzado su Rubicón para llegar a un acuerdo con Geroa Bai, Podemos e I-E, por lo que afirma que "si esto fracasa, habrá que pedir explicaciones a otros, no al PSN" . Para Alzórriz, lo importante es que "haya confianza, un respaldo programático de esos 23 votos -PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E- , y a partir de ahí todo irá bien".

Desde que María Chivite, líder del PSN, desveló de una forma clara y concisa su intención de optar a presidir Nafarroa, Alzórriz asegura que han estado en permanente contacto con Ferraz y señala que no ha tenido la sensación de que Pedro Sánchez desautorizaba el camino emprendido por Chivite. "Nunca hemos tenido la sensación de que Madrid no estuviera en consonancia con lo que nosotros estamos proponiendo. Además, el presidente fue muy rotundo y dijo que el PSN y el PSOE son lo mismo, que había consonancia, y que la consulta a la militancia será vinculante. Lo dejó meridianamente claro", asegura el secretario de organización de los socialistas navarros, que apostilla que "Sánchez estuvo aquí dos veces en campaña y avaló el liderazgo de Chivite".

Alzórriz considera que es pronto para hablar sobre el tipo de gobierno, en solitario o de cooperación, ya que cree que daría mala imagen que se hablase antes de consejerías que de programa. No obstante, recuerda que a Uxue Barkos, cuando estaba negociando el acuerdo programático de 2015, también le exigían entrar en el Gobierno, por ello cree que "ahora es normal que nos lo exijan a nosotros, pero primero centrémonos en el pacto y luego ya hablaremos de todo". El segundo de abordo del PSN se refiere también en la entrevista a todo lo que se ha dicho desde PP, UPN, Ciudadanos y Vox en el sentido de que Sánchez va a "vender" Nafarroa para asegurarse la investidura. "El problema es que Navarra solo se pone encima de la mesa, por parte de la derecha, cuando llegan elecciones y han perdido el poder. Mientras tanto, nadie se acuerda de Navarra", afirma el dirigente socialista, que en esta cuestión tampoco exime de culpa a la izquierda abertzale. "La distorsión viene de muchos años, también de la izquierda abertzale. Eso lo ha aprovechado la derecha para utilizarla como arma arrojadiza, para llevar el escenario de Navarra al resto de España. Pero los navarros somos gente de pacto, de convivencia, que asumimos la pluralidad pero no la imposición", dice.

En este sentido, y sobre el papel que está jugando Navarra Suma, llega a entenderlo porque considera que están desesperados. "Se ven fuera de un Gobierno y ocho años de la derecha navarra fuera de las instituciones hacen mucho daño. Hace mucho frío ahí fuera", afirma. Lo que ya no entiende tanto el dirigente socialista son las afirmaciones de Javier Esparza, líder de UPN, sobre las víctimas y ETA. "Dice que tenemos los escaños manchados de sangre? eso es muy miserable. Nosotros hemos sido víctimas de ETA, hemos contribuido a la libertad y la democracia".

Relación con EH BIldu Lo cierto es que para que el PSN logre el Gobierno de Nafarroa necesita la abstención de los parlamentarios de EH Bildu, con quien Chivite ha renunciado a mantener conversaciones. En la entrevista, Alzórriz deja claro que "lo que no queremos es negociar ni pactar nada con EH Bildu en cuestiones que atañen a un Gobierno, porque las diferencias éticas y programáticas son evidentes. No se trata de vetar a nadie, sino de diferenciar propuestas".

Sin embargo, ante la pregunta de si considera que será inevitable hablar con la coalición, el secretario de Organización del PSN señala que "lo que pasa habitualmente en cualquier ayuntamiento, parlamento o espacio público donde la política está presente, es que hay que dialogar entre diferentes. Y entre diferentes se pacta y se acuerdan cuestiones puntuales que mejoran la vida de la gente. Se ha hecho hasta ahora y se seguirá haciendo con total normalidad". De este modo, y para dejar clara la postura del PSN, afirma que "no vamos a hablar nada con EH Bildu para conformar el Gobierno de Navarra. Luego llegará el momento del Parlamento, y ahí hay 50 parlamentarios. Se debe diferenciar entre Gobierno y Parlamento". - DEIA

noticias de deia