de 900 a 850 euros

Casado se lía con el SMI tras asegurar que lo rebajaría a 850 euros

El líder del PP dice una cosa y luego la contraria: acaba remitiéndose al diálogo social, que a su juicio no practicó Pedro Sánchez, y puntualiza que "nada más llegar a Moncloa", lo que hará es sentarse con patronal y sindicatos

09.02.2020 | 00:09
El presidente del PP, Pablo Casado, en un acto este martes en Ibiza.

Dice una cosa y luego la contraria: acaba remitiéndose al diálogo social, que a su juicio no practicó Sánchez

MADRID. Si Pablo Casado fuera presidente del Gobierno tras las elecciones generales del 28 de abril, bajaría el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) el próximo año a los 850 euros mensuales.

Así lo ha afirmado el presidente del PP y socio de UPN en una entrevista en Onda Cero, en la que ha defendido esa reducción desde los 900 euros al mes vigentes, para "cumplir con la negociación" a la que llegó el Gobierno de Mariano Rajoy con la patronal y los sindicatos. De cumplirse, se trataría de la primera reducción del SMI que aprueba un gobierno en la historia de España.

Ese acuerdo del Gobierno Rajoy fijó una senda de subida del SMI del 4% para 2018 (736 euros al mes), del 5% para 2019 (773 euros) y del 10% en 2020 (850 euros), pero el Gobierno Sánchez fue más allá y decidió subir el salario mínimo a 900 euros en 14 pagas este mismo año.

Horas después, Casado ha salido al paso de las interpretaciones de que su compromiso con el acuerdo del Gobierno Rajoy supone rebajar el Salario Mínimo fijado por Sánchez. "¿Quién ha dicho que yo voy a bajar el SMI? ¿Estamos en las 'fake news' de la semana?", ha espetado a los periodistas durante una visita al Campus Google de Madrid.

El líder del PP se ha remitido al diálogo social, que a su juicio no ha practicado Pedro Sánchez, y ha querido dejar claro que, "nada más llegar a la Moncloa", lo que hará sentarse con la patronal y los sindicatos.

"NO HE DICHO LO QUE VOY A HACER" "Pero yo no he dicho lo que voy a hacer --ha insistido--. Para empezar porque necesito escuchar a sindicatos a patronal, y quizá también al señor Sánchez, que ni responde a preguntas. Habrá que negociar con patronal y sindicatos, que somos un partido serio, no como el PSOE".

Casado se ha quejado de las "fake news" que en su opinión le perjudican y ha afirmado que la izquierda no puede "dar lecciones" al PP porque su partido ya subió el Salario mínimo un 4% el año pasado y un 8% el anterior. En su opinión, si hay 126.000 parados más es porque el Gobierno de Pedro Sánchez ha tomado "medidas electoralistas sin el concierto de patronal y sindicatos".

"Lecciones de política social al PP, ni una", ha advertido, para añadir que es "surrealista" que ahora Pedro Sánchez esté mandando "una carta a todas las viudas españolas, gastando muchos millones de euros en plena campaña electoral, por la subida de las pensiones que aprobó el PP del 8%, en contra del criterio del PSOE".

En este sentido, ha recalcado que el PSOE votó en contra de esas subidas y ha añadido que la "izquierda se acaba cargando el Estado del bienestar" como, a su juicio, ya pasó con José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González. Según ha dicho, el PP no quiere que eso vuelva a pasar.

BAJADA DE IMPUESTOS El líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno ha cuantificado este martes la bajada de impuestos que ha incluido en su programa electoral en "16.000 millones de euros" que se devolverán a los españoles con la reducción del IRPF y Sociedades y la eliminación de los impuestos de Donaciones, Sucesiones, Patrimonio y Actos Jurídicos Documentados (AJD) en hipotecas.

En concreto, el PP plantea ante las elecciones generales del 28 de abril rebajar el IRPF a todos los contribuyentes, con un tipo máximo inferior al 40%, rebajar al 20% Sociedades y suprimir Patrimonio, Sucesiones, Donaciones y Actos Jurídicos Documentados. También propone reducir cotizaciones y aumentar deducciones para vivienda.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Casado ha señalado que está dado "mucho peso" a la economía en la campaña electoral y ha recordado que este martes presentó en Menorca su propuesta para "facilitar el emprendimiento y la creación de empresas", de forma que los parados de larga duración que emprendan no pagarán impuestos en dos años.

"Hoy voy a cuantificar mi propuesta de bajada de impuestos: 16.000 millones de euros que se devuelven a los españoles en la supresión de Donaciones, Sucesiones, Patrimonio, Actos Jurídicos Documentados y en la bajada del IRPF por debajo del 40% y el impuesto de Sociedades por debajo del 20%", ha manifestado, para añadir que su "prioridad" es la economía.

¿QUÉ PASARÁ CON LOS DECRETOS SOCIALES? Al ser preguntado si el PP deshará el contenido de los decretos ley de carácter social que está aprobado el PSOE en periodo electoral, como el relativo a los permisos de paternidad, Casado lo ha negado y ha señalado que el PP "duplicó" esos permisos de paternidad en la pasada legislatura. Eso sí, ha insistido en que son medidas "electoralistas" que están "sufragadas con los impuestos de los contribuyentes".

"Nosotros no vamos a entrar en el fondo. Cuando gobernemos lo que haremos es convalidarnos, pero no en plena campaña electoral", ha avisado, para agregar que en campaña solo se pueden impulsar medidas urgentes. A su entender, el Partido Socialista ha tenido una actitud "soez" por impulsar estas medidas en plena campaña electoral.

NO DIMITIRÁ SI SACA 60 DIPUTADOS Casado ha asegurado este miércoles que no presentará su dimisión aunque el PP pierda 60 diputados en las elecciones generales del 28 de abril como pronostican barómetros como el del Centro Investigaciones Sociológicas (CIS), ya que, en su opinión, las encuestas "se equivocan" y su partido puede llegar a gobernar España porque tiene "mucho voto oculto siempre".

Así se ha pronunciado un día después de conocer los datos de la macroencuesta del CIS, que da la victoria al PSOE con un 30,2% y entre 123 y 138 escaños, seguido a gran distancia por el PP, con el 17,2% y entre 66 y 77 escaños, frente al 33% y 137 escaños que logró Mariano Rajoy en los comicios del 26 de junio de 2016.

Al se preguntado expresamente si dimitirá si el PP pierde 60 escaños o seguirá siendo el líder del PP, ha dicho que "por supuesto" que continuará porque ha sido elegido "para cuatro años en las primeras primarias de la historia del Partido Popular" y ha cogido el partido "con una intención de voto en el 16% y fragmentando el espacio electoral en tres", en alusión a Cs y Vox.

"Creo que la línea que estoy marcando es la que hacía falta, una línea sin complejos y transversal", ha afirmado Casado en una entrevista en Onda Cero, que ha recogido Europa Press, en la que ha señalado que está "legitimado" para hacer su proyecto. En cualquier caso, se ha mostrado convencido que él va a lograr "gobernar a la primera" y que la intensa labor de campaña que está haciendo -ha recorrido ya 130.000 kilómetros-- se verá "recompensada".

VOTANTES DE VOX Y CS, "NO TIENEN EXCUSA" En este sentido, el líder del PP considera que "al final" las encuestas "se equivocarán como siempre" y su partido logrará "gobernar España". A su entender, en este momento no se puede hacer predicciones, porque hay "un 40 por ciento de indecisos" y unos 28 escaños que "oscilan", de forma que la victoria, a su juicio, puede ser del PP o del PSOE.

En cualquier caso, ha apelado a agrupar el voto del centro-derecha en el PP porque es la "alternativa" para poder echar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa y "el único que puede enderezar el rumbo de España". "Creo que los votantes de Vox no tienen ninguna excusa para no confiar en el PP y los de Ciudadanos tampoco", ha manifestado.

Ante la irrupción de Vox en el Congreso que pronostican todas las encuestas, el líder del PP ha recordado una vez más que Santiago Abascal ha estado "20 años cobrando del PP". "Habrá que ver quién está imitando al PP", ha proclamado. En el caso de Ciudadanos, ha señalado que es un partido que "se ha hecho liberal hace un año y medio".

UN CIS DE "PROPAGANDA ELECTORAL"
El presidente del PP ha criticado duramente el último CIS, una encuesta que, a su juicio, "no se cree nadie". "Y lo digo con pena porque era una institución prestigiosa", ha manifestado, para añadir que si llega al Palacio de la Moncloa llevará este órgano al "prestigio que tenía anteriormente" con sus encuestas.

En este punto, ha señalado que el PSOE tendría que haber pagado este último CIS "porque es un acto de propaganda electoral" en "beneficio" de Pedro Sánchez y "puro fake news". Según ha dicho, este órgano se ha convertido en una "estrategia de campaña" a "costa del contribuyente".

Ademas, ha advertido de que a pesar de la situación económica, "con 126.000 parados más", y los "pactos" de Sánchez con los independentistas, eso "no pase factura" al jefe del Ejecutivo en la encuesta. "Los españoles nos chupamos el dedo. Yo creo que no", ha exclamado.

RECHAZA ABSTENERSE PARA INVESTIR A SÁNCHEZ Casado ha advertido que partidos como Cs, que pedían una reforma electoral, ahora ya no lo hagan, de la misma manera que "ya no quieren quitar las diputaciones". "Pues bienvenido a la proporcionalidad", ha indicado, en alusión al sistema de reparto electoral que establece la Ley D'Hondt.

Una vez más, el líder del PP ha rechazado una abstención del PP para que Pedro Sánchez pueda ser presidente como hizo el PSOE en 2016 para convertir a Mariano Rajoy en presidente del Gobierno. Ha justificado esta posición alegando que al actual jefe del Ejecutivo "le han pillado negociando en Pedralbes y llamando a Otegi".

"Con Sánchez no hay nada que pactar", ha manifestado, para recriminar al presidente del Gobierno que haya preferido pactar con "independentistas y batasunos" antes que con partidos constitucionalistas como el PP. Por eso, ha descartado la abstención en una investidura: "Desde luego que no, por el bien de España, de su economía y de la unidad territorial".

Casado ha afirmado que "por primera vez" un Gobierno ha estado "negociando con los separatistas". "Creo que está muy claro y como está muy claro, estas elecciones van de eso, aunque el señor Sánchez quiera hablar de los huesos de Franco", ha declarado, para añadir que si él llega a Moncloa lo que hará será "enterrar" el debate sobre la exhumación del dictador.