caso Tándem

El juez cita al presidente del grupo Zeta por el espionaje a Iglesias

Es el primer ejecutivo de un grupo periodístico llamado como testigo por las andanzas de Villarejo

08.02.2020 | 23:14
Iglesias, la semana pasada tras su declaración ante el juez.

Es el primer ejecutivo de un grupo periodístico llamado como testigo por las andanzas de Villarejo

Madrid - El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha citado en calidad de testigo hoy al presidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, en relación a las informaciones sobre Pablo Iglesias. La Audiencia está investigando el robo del teléfono móvil que sufrió una asesora de Pablo Iglesias en 2016 y cuyo contenido apareció entre la documentación intervenida al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo.

Los hechos se investigan en la décima pieza separada del caso Tándem en la que tanto Iglesias como la asesora que sufrió el robo, Dina Bousselham, se han personado como acusación. La pasada semana, cuando ambos acudieron a la Audiencia Nacional para formalizar este trámite, el líder de Podemos declaró que Asensio le había entregado la tarjeta de memoria del teléfono sustraído a su asesora, tras explicarle que había llegado a una de las redacciones del grupo Zeta y no iba a publicarse. Ahora, el juez le cita a declarar para que aclare este extremo.

Aquella tarjeta de memoria del teléfono móvil, que contenía imágenes e información privada tanto de Pablo Iglesias como relativa al partido, acabó en manos de Villarejo quien también ha declarado ya sobre este asunto en la Audiencia Nacional. Su abogado dijo después a la prensa que existía una investigación policial sobre el líder de Podemos y que el comisario jubilado y en prisión preventiva se limitó a "vehiculizar" en ese contexto, la información de que disponía. Insinuó además que la entonces vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, era conocedora de que existía una investigación policial no judicializada sobre Iglesias.

En cuanto al modo en que obtuvo esa información y qué hizo con ella, Villarejo afirmó durante el interrogatorio que el pendrive con el volcado del teléfono de la asesora le había llegado directamente del director de la revista Interviú, del grupo Zeta, y no concretó qué hizo después con él, de acuerdo a las mismas fuentes consultadas.

Se da la circunstancia de que parte del contenido de aquel teléfono móvil salió a la luz en 2016 en el digital OkDiario, que publicó los pantallazos de un chat entre miembros de Podemos en el que Iglesias se refería despectivamente a una presentadora de televisión, motivo por el que el líder de la formación viene denunciando en sus intervenciones públicas la existencia de "una trama criminal que vincula a policías corruptos, medios de comunicación y empresarios".

Iglesias ha denunciado estos días la existencia de espionaje político por parte de la denominada policía patriótica y ha instado al Gobierno a que investigue el caso a fondo. En esta línea, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, dijo ayer que quedan "dudas abiertas" sobre si las llamadas cloacas del Estado han seguido actuando durante el periodo de Gobierno de Pedro Sánchez, y ha reprochado al PSOE que se uniera en el Congreso de los Diputados a Ciudadanos y PP para impedir que el comisario José Manuel Villarejo compareciera en la comisión de investigación.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró ayer que "las cloacas" del Estado ya no existen en su departamento porque "se han adoptado medidas claras y contundentes" desde que él ocupa este cargo. A su juicio, "a día de hoy" estas actuaciones deberían tener "alguna responsabilidad política", mientras las penales "siguen su curso". - E. P.