candidaturas para las elecciones generales

Casado liquida todo vestigio de ‘marianismo’ y se garantiza unas listas a su medida

La presencia de Álvarez de Toledo por Barcelona escenifica el nuevo tiempo

08.02.2020 | 21:25
Pablo Casado, junto a Cayetana Álvarez de Toledo, Pablo Montesinos y Juan Antonio Cortés.

La presencia de Álvarez de Toledo por Barcelona escenifica el nuevo tiempo

Bilbao - Un PP a su medida, sin concesiones al círculo de confianza de la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y con solo tres exministros de Mariano Rajoy: Ana Pastor (Pontevedra), Isabel García Tejerina (Valladolid) y Rafael Catalá (Cuenca). Pablo Casado presentó ayer las candidaturas del PP para las elecciones generales del 28 de abril, donde solo repiten 10 de los 52 cabezas de lista de los anteriores comicios, donde ha bajado la edad media de los candidatos y donde hay un 44% de mujeres (23 frente a 29 hombres). Casado, como es lógico, es el cabeza de lista por Madrid.

El más claro ejemplo de que el PP de Casado nada tiene que con el de Rajoy o con el que hubiera sido con Sáenz de Santamaría al frente del partido, hay que buscarlo en la figura de Cayetana Álvarez de Toledo. En octubre de 2015 anunció que no se presentaría nuevamente como candidata a diputada por desacuerdos con la política de Rajoy en "materia de regeneración democrática, en lo referente a lo económico, al separatismo catalán y a la erosión de las instituciones públicas". Tras dejar la primera línea, Álvarez de Toledo se refugió en FAES (la fundación de José María Aznar). Ahora, Casado le recupera para la causa en una decisión que deja dos claras derivadas. Por un lado es un guiño a Aznar, mentor de Álvarez de Toledo, y por otro es clave la circunscripción por la que se presenta, la número 1 por Barcelona. Casado deja clara su intención de plantar cara al soberanismo y presenta una baza fuerte ante Ciudadanos, su rival por el voto de la derecha, por cuanto la cabeza de lista por Barcelona será Inés Arrimadas, la mano derecha de Albert Rivera.

Otros nombres propios Otra decisión personal de Pablo Casado ha sido poner como cabeza de cartel por Huelva a Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz, asesinada a los cinco años en 2008. Cortés es un comprometido activista en favor de la prisión permanente revisable. Desde el Parlamento Europeo, el líder del PP se ha traído a Sevilla a Teresa Jiménez Becerril, que encabeza la lisa por la capital andaluza. La eurodiputada es hermana del concejal popular de Sevilla Alberto Jiménez-Becerril, asesinado por ETA en 1998. Jiménez-Becerril, al igual que Juan José Cortés, se ha mostrado favorable a la prisión permanente, preside la fundación en honor a su hermano y es una activista en favor de los derechos de las víctimas.

En un intento de contrarrestar estas dos incorporaciones, Álvarez de Toledo y Cortés, el cabeza de lista por Málaga es el periodista Pablo Montesinos, que se incorpora a la lista en calidad de independiente. Montesinos, bien visto en su profesión, es una persona considerada muy ecuánime.

Renovación tranquila Ayer, en la presentación de las candidaturas, Pablo Casado defendió lo que definió como "renovación tranquila" y en alusión velada a los que hablan de "purga" en las listas, afirmó que las planchas se han incluido a ministros y secretarios de Estado de Mariano Rajoy y de José María Aznar como cabezas de cartel, así como alcaldes, concejales y presidentes de Diputación.

Casado puso en valor que casi la mitad de sus número uno sean mujeres y que haya un "equilibrio" entre los que "peinan canas" y los jóvenes. El líder del PP pidió a los suyos estar "tremendamente orgullosos" del partido y que "nadie pierda el tiempo" en "fake news". "Salimos a abrirnos a toda la sociedad", proclamó, para reiterar una vez más que quiere ser el presidente de todos los españoles, tanto de los que votan al PP como de los que no le votan.

"Somos el gran partido centrado, moderado, liberal, patriota, el gran partido que ha sido creado, fundado y ahora renovado para seguir sirviendo a todos los españoles", concluyó. Posteriormente, y en declaraciones a los periodistas, subrayó que el PP está "unido, orgulloso de su pasado y ambicioso con su futuro".