Hong Kong aprueba la ley que blinda el himno chino

La reforma supondrá multas y penas de hasta tres años de cárcel a quien la incumpla

05.06.2020 | 00:13

pekín – El Parlamento de Hong Kong aprobó ayer la ley que criminaliza las faltas de respeto al himno chino, en un pleno polémico en el que diputados opositores exhibieron pancartas en recuerdo de la masacre de la plaza de Tiananmen en 1989 y arrojaron líquidos en la sala.

La reforma, que entrará en vigor el próximo día 12, salió adelante con 41 votos a favor y uno en contra y supondrá que quienes la incumplan puedan recibir penas de hasta tres años de cárcel y multas de hasta 50.000 dólares hongkoneses (más de 5.700 euros), si bien se han introducido varias enmiendas para contener las posibles responsabilidades penales, según informó South China Morning Post.

Activistas y diputados partidarios de una apertura democrática habían mostrado en las últimas semanas su malestar por esta reforma, en la que veían una intromisión de Pekín tras las mayores movilizaciones de las últimas décadas. No en vano, el debate coincidió con la inminente imposición de una ley de seguridad nacional redactada por las autoridades centrales.

libertad de expresión "Esperamos que la población respete el himno nacional, que es símbolo y señal de nuestro país", dijo el ministro de Asuntos Constitucionales hongkonés, Erick Tsang, al término de la votación, según Bloomberg. Así, negó que coartase la libertad de expresión: "Si no insultas de forma pública y deliberada el himno, no tienes que preocuparte de romper la ley".

Sin embargo, el diputado Ted Hui, del Partido Democrático y expulsado del debate en la cámara legislativa, advirtió en declaraciones a la agencia DPA que la nueva ley está abierta a muchas interpretaciones. "Es terrible que sea un delito penal faltar al respeto al himno y que las penas sean tan graves, de las más contundentes del mundo", lamentó.

La aprobación coincidió con el trigésimo primer aniversario de la masacre de Tiananmen, un tema que también provocó controversia en la antigua colonia británica por la prohibición de la vigilia que se celebra todos los años. La Policía argumentó que no se puede celebrar por el riesgo de contagios de coronavirus.