COVID-19

La OMS pide "más hechos y menos miedo" ante el nuevo coronavirus.

15.02.2020 | 21:41
Un grupo de trabajadores usan trajes protectores mientras caminan con un residente por la calle, después de desinfectar un área residencial en Beijing.

MADRID. El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha defendido este sábado "más hechos y menos miedo", evitando los "estigmas" en la respuesta global ante el brote del nuevo coronavirus aparecido en China y ha subrayado que hasta ahora no ha habido un contagio comunitario generalizado de la enfermedad fuera de China.

"La comunidad científica global se ha unido para identificar y acelerar los trabajos más urgentes para el diagnóstico, el tratamiento y las vacunas" contra el nuevo virus, ha destacado Tedros durante su intervención en la Conferencia de Seguridad de Múnich.

El máximo responsable de la OMS ha subrayado asimismo que ya hay un equipo de expertos internacionales en China colaborando con las autoridades para comprender el brote.

"Las medidas adoptadas por China para contener el brote en su origen parece que han dado tiempo al mundo", ha explicado Tedros, aunque ha advertido de que no sabemos cuánto tiempo.

De hecho, entre los problemas actuales ha indicado el alto número de sanitarios infectados, la falta de financiación en la respuesta internacional, los rumores e información falsa que dificultan la respuesta y el daño que podría ocasionar este virus en países con sistemas sanitarios más débiles.

"Los brotes de ébola y de COVID-19 subrayan una vez más la importancia vital de que todos los países inviertan en preparación y no caigan en el pánico", ha añadido. Así, ha recordado cómo hace dos años la OMS y el Banco Mundial financiaron la Mesa Global de Vigilancia de la Preparación, un organismo independiente que evalúa la preparación del mundo para una posible pandemia. El año pasado el primer informe de este organismo alertó de la falta de preparación.

"Desde hace demasiado tiempo el mundo funciona en un ciclo de pánico y negligencia. Arrojamos dinero cuando hay un brote y cuando termina nos olvidamos y no hacemos nada para evitar el siguiente (...). Es francamente difícil de comprender y es peligrosamente cortoplacista", ha remachado. EP