Rafael Correa pide a la UE que no tenga “doble moral” con Ecuador

El expresidente ecuatoriano afeó a Bruselas que “solo existe Venezuela en su agenda latinoamericana”

09.02.2020 | 18:00
Rafael Correa, ayer en Bruselas.

Bruselas - Rafael Correa, expresidente de Ecuador, asistió ayer al Parlamento Europeo en medio de las mayores revueltas en su país durante la última década. El exmandatario pide unas elecciones anticipadas, a las que no descarta presentarse, y se mostró con "esperanza y temor" ante la mediación que pide la ONU, la Conferencia Episcopal y la UE. A Europa le manda el mensaje de que no tenga "doble moral". "Solo existe Venezuela en su agenda latinoamericana", afeó. Rafael Correa bromea sobre las acusaciones de su exaliado en el Gobierno y ahora presidente ecuatoriano Lenín Moreno de que Correa se encontraba en Venezuela reunido con Maduro para tramar un complot y azuzar las principales revueltas que vive el país.

"Saludos desde Venezuela" Invitado por los eurodiputados españoles Sira Rego y Manu Pineda, de Izquierda Unitaria, Correa bromeó desde el Parlamento Europeo "Saludos desde Venezuela".

Correa y Moreno compartieron presidencia y vicepresidencia, respectivamente, entre 2007 y 2013. Hoy son archienemigos en medio de un fuego cruzado de acusaciones y procesos judiciales. El expresidente vive en Bélgica, país originario de su esposa, con múltiples procesos penales abiertos en su país natal, de los que se declara inocente. Sobre él pesan 29 causas. "Ni el Chapo", apunta, mientras acusa a su ex mano derecha de haber olvidado la economía por su obsesión con el correísmo.

Entretanto, Ecuador vive una de las protestas más intensas de los últimos tiempos. El aumento de los carburantes, tras las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) para desbloquear un préstamo de 4.200 millones de dólares, ha empujado a las calles a miles de personas. Para Correa estas medidas empobrecerán todavía más a los sectores más vulnerables.

Por otra parte, Moreno insiste en que está abierto al diálogo, pero no a recular sobre la subida de precios o a dimitir. Correa le ha pedido en el Parlamento que convoque elecciones anticipadas, a las que se presentaría "si es necesario".

El expresidente envía desde Bruselas un mensaje a los manifestantes: "Defiendan sus derechos con firmeza, pero en paz y cuídense" de "una represión brutal".

El que dirigiese Ecuador durante una década también envió un recado a Europa: "No puede tener una doble moral en la defensa de la democracia y los derechos humanos". Para Correa, en la agenda europea de América Latina solo existe Venezuela y alega que la respuesta internacional a "la represión" sería distinta si se hubiese producido en Caracas. - Aquí Europa