eleva la sanción

La UE estudiará si la ley migratoria de Salvini es legal

El ministro del Interior italiano logra ampliar la normativa que multa a las ONG civiles que rescatan migrantes en el Mediterráneo
Estrecha así el cerco a su socio de Gobierno, el M5S

09.02.2020 | 11:46
El vicepresidente y ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, a su llegada a la rueda de prensa en un receso de su reunión con sindicatos.Foto: Efe

El ministro del Interior italiano logra ampliar la normativa que multa a las ONG civiles que rescatan migrantes

Roma - La Comisión Europea (CE) examinará si la ley aprobada ayer en Italia para multar a la ONG -que eleva la sanción a un millón de euros- es compatible con las normas europeas. "La Comisión analizará el decreto ley, tal y como ha sido adoptado por el Parlamento de Italia. Verificaremos su compatibilidad con la ley de la UE", explicó en rueda de prensa el portavoz del Ejecutivo comunitario, Carlos Martín Ruíz de Gordejuela, al ser preguntado por el polémico decreto.

La CE instó el pasado 17 de julio a los gobiernos europeos a no criminalizar a las ONG que contribuyen a salvar vidas en el Mediterráneo y les reclamó que lleguen a un acuerdo temporal que permita el desembarco y distribución de las personas rescatadas entre países de forma voluntaria. "Ninguna forma de asistencia genuina a inmigrantes debe ser criminalizada en virtud del derecho de la UE", defendió el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, durante un debate en el pleno de la Eurocámara sobre la situación en el Mediterráneo a raíz del caso de la capitana Carola Rackete del barco Sea Watch 3, que fue detenida y tuvo que comparecer ante un juez en Italia por desembarcar a 40 inmigrantes en Lampedusa sin autorización.

La declaración de la Comisión Europea responde a que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, estrechó ayer aún más el cerco a su socio en el Gobierno, el Movimiento Cinco Estrellas (M5S), con ataques continuos, mientras gana simpatías en el país y celebra su último gran triunfo político, la aprobación de la ley que multa a ONG que salvan vidas en el mar.

Se trata del llamado "Decreto seguridad bis", una normativa que amplía la anterior aprobada en junio y que entre otras cosas impone multas económicas a las ONG que entren, transiten o atraquen en aguas territoriales. La ley no contaba con el total apoyo del M5S, que podría haber tumbado la normativa y el Gobierno, pues se sometió al voto de confianza en el Senado, pero Salvini, con la mitad de senadores que sus aliados, obtuvo luz verde en la Cámara Alta. "Salvini se come al M5S" o "Salvini, líder del M5S" son algunos de los titulares que regalaba ayer la prensa italiana y que evidencian el avance que está experimentando el también vicepresidente del Ejecutivo, que está eclipsando por completo al M5S y a quien los sondeos ya le dan más de un 36% de intención de voto.

Contra el M5S Salvini se jacta de su victoria parlamentaria e incluso ha agradecido a la Virgen su intercesión, mientras tiene ya tiene puesta la vista en sus próximos dos desafíos: impedir que el M5S bloquee las obras de la línea ferroviaria de alta velocidad que conectará Turín con Lyon y aprobar su drástica bajada de impuestos en los próximos presupuestos para 2020.

Tras recibir el lunes el respaldo del grueso del M5S para su decreto antiinmigración, ahora se prepara para rechazar hoy la moción que ha presentado en el Senado su socio para que no se finalice esa línea ferroviaria.

La Liga de Salvini siempre ha defendido que es un proyecto estratégico para el país, mientras que la formación que lidera Luigi Di Maio, el otro vicepresidente del Gobierno, argumenta que es dañino, innecesario y solo beneficiará al norte, más desarrollado. Salvini ha advertido de que quien vote en contra de concluir la obra, en clara alusión a sus socios, estará dando la espalda al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, quien se ha mostrado públicamente favorable a terminarla.

El líder ultraderechista también ha cargado contra el ministro de Infraestructuras, Danilo Toninelli (M5S), por oponerse a este proyecto: "Toninelli no me parece que esté a la altura de gestionar las infraestructuras de un país tan bonito, pero tan difícil como Italia", opinó en una entrevista a Radio24.

presupuestos La segunda de sus batallas se centra en los Presupuestos que Italia tiene que aprobar antes de final de año para 2020, pues en ellos quiere incluir una drástica bajada de impuestos, prometida a sus votantes. Para ello, dejando a un lado su cartera de Interior, se reunía ayer con los sindicatos y la patronal italiana en la sede de su ministerio, a pesar de que ya el lunes Conte y el ministro de Economía, Giovanni Tria, tuvieron la misma cita, sin Salvini. El líder de la Liga compareció ante los medios tras hablar con estos agentes sociales y ha vuelto a insistir en la necesidad de invertir en infraestructuras.

Por parte de la oposición, el Partido Demócrata (PD, centroizquierda), que gobernó en la última legislatura, prepara una movilización a nivel nacional para protestar contra "un Gobierno que está dañando los intereses de los italianos y que está paralizando" el país, según ha escrito en una nota la vicesecretaria de la formación, Paola De Micheli.