El Ejército derroca a Omar al Bashir tras 30 años en el Gobierno

Un Consejo Militar asume el poder tras asegurar que el expresidente se encuentra detenido

09.02.2020 | 00:26
Varios activistas corean consignas para pedir la salida del presidente sudanés, Omar al Bashir

Un Consejo Militar asume el poder tras asegurar que el expresidente se encuentra detenido

Jartum - El presidente de Sudán, Omar al Bashir, fue derrocado ayer por el Ejército de su país poniendo fin a un Gobierno de 30 años que no ha podido superar la presión en las calles de las protestas que comenzaron hace cuatro meses y que en los últimos días llevaron a los militares a colocarse del lado de los manifestantes. Al Bashir comenzó ayer como presidente de Sudán, pero desde muy temprano, cuando el Ejército anunció que daría un importante mensaje a la nación, todo el mundo sabía que sus horas estaban contadas. Las Fuerzas Armadas sudanesas decidieron en la madrugada del pasado domingo que la represión de los cuerpos de seguridad había llegado ya demasiado lejos y se puso del lado de los manifestantes, que dos días antes habían acampado en los alrededores del principal complejo militar de Jartum para pedir su apoyo.

El ministro de Defensa de Sudán, el general Awad Ibn Auf, anunció ayer que Al Bashir está detenido "en un lugar seguro" y que las Fuerzas Armadas han decidido comenzar un Gobierno transitorio de dos años.

A la espera de conocer los términos de esa junta militar, denominada Consejo Militar Transitorio, el ministro anunció la suspensión de la Constitución de 2005 y la disolución de la Presidencia, el Parlamento, el Consejo de Ministros y los gobiernos regionales. En esos dos años "se preparará el ambiente para la transición pacífica de la autoridad", dijo Auf, quien afirmó que eso incluye el establecimiento de partidos políticos, la organización de "elecciones honestas" y la redacción de una "Constitución permanente". Asimismo, se ordenó la liberación "inmediata" de todos los presos políticos, el estado de emergencia durante tres meses y un toque de queda que se extenderá un mes y que estará en vigor desde la noche hasta la madrugada. El espacio aéreo permanecerá cerrado en las próximas 24 horas, lo mismo que los pasos fronterizos, en este caso "hasta nuevo aviso", indicó. En su pronunciamiento, el ministro criticó la "corrupción del régimen" y las "promesas mentirosas" que agotaron la paciencia de los sudaneses, que protestan en las calles desde diciembre contra Al Bashir.

En las inmediaciones del cuartel general que en los últimos días ha servido de epicentro de la protesta, miles de personas celebraban el fin de Al Bashir, entre dulces, dátiles y bebidas gaseosas. Algunos incluso llevaron un cordero, lo degollaron y lo asaron a la espera de que se produzca la salida de los presos. Sin embargo, las Fuerzas de la Libertad del Cambio de Sudán, una plataforma que aglutina a partidos y grupos opositores, afirmaron que el "régimen" ha dado un "golpe militar" para mantenerse en el poder tras deponer a Al Bashir.

noticias de deia