En el centenario de Euzko Mendigoixale Batza

Hace cien años se constituyó Euzko Mendigoixale Batza, la agrupación de amantes de la montaña y de la patria vasca, dos realidades que han estado unidas en los anhelos de miles de vascos

02.04.2021 | 00:59
Un grupo de mendigoixales muestra una bandera de Euzko Mendigoixale Batza.

EL mendigoixal es más bien el alpinista por patriotismo, cita elocuente de Ceferino Jemein, Keperin, biógrafo de Sabino Arana, quien alcanzó con entusiasmo y propiedad su praxis. En parte, describe fenomenalmente en nueve palabras lo que fueron aquellos montañeros políticos.

El catedrático de euskera Manu Etxebarria Ayesta nos traduce literalmente la voz acuñada por Kirikiño (Evaristo Bustinza, Mañaria 1866-1929): Mendi=montaña, monte / Goi=alto, altura / Zale=aficionado, amante. Combinando estos tres elementos tenemos Montañero aficionado a la alta montaña (los diccionarios normativos recomiendan el uso de mendizale).

En esta sección coordinada por Sabino Arana Fundazioa, el sábado 2 de abril de 2011 mi amigo Asier Madrieta Juaristi escribió una doble página sobre Euzko Mendigoixale Batza (EMB), contando fechas y datos que no quisiera repetir.

El montañismo vasco no nació con los mendigoixales, aunque sí anduvieron en el monte juntos ambos montañismos a comienzos del siglo XX, el deportivo y el político.

¿Pero, quiénes eran los mendigoixales? Fueron grupos de jóvenes abertzales muy concretos unidos para sumar a la causa vasca, haciendo senderismo, llamémosle primitivo, conociendo ermitas, aldeas y pueblos cercanos a sus lugares de origen.

El montañismo deportivo, por el contrario, tiene una raíz totalmente diferente. Nace algo antes que EMB y los primeros montañeros vascos suben a las cumbres sólo por el placer de mejorar su estado de vida personal, debido, sobre todo, a la enorme plaga de tuberculosis existente.

El montañismo vasco, tras nacer, se expande como el reguero de una mancha de aceite, imparable y contagioso. A fines del XIX hay algunos grupitos que van saliendo de las estructuras del balompié organizado, que llegan todos ellos a constituirse en la Federación Vasco Navarra de Alpinismo (1924).

Los mendigoixales van por otro camino, utilizando el monte para sus ideales y para la difusión de su ideario político sabiniano. Son dos líneas que coinciden en el terreno, aunque su fin es totalmente distinto.

Para la conferencia que ofrecí en Sabino Arana Fundazioa el día 17 de marzo, titulada Euzko Mendigoixale Batza, cien años de patria y montaña, realicé una historia cronológica de montañeros y mendigoixales, que intento resumir a partir de ahora.

El alpinismo
 

Nuestro deporte se expande por Europa tras la conquista del Mont Blanc, el 8 de agosto de 1786, hace 235 años. Después, 79 años en concreto, hacen cumbre en el último 4.000 de los Alpes que estaba sin hollar, el Mattherhom (Cervino, 4.478 m) y es verdaderamente en esta secuencia histórica cuando se acuña el término alpinismo, inventado el sufijo ismo veinte años antes por un italiano.

Doce años después, en 1877, tenemos las primeras crónicas y noticias de un grupo de montañeros vascos, los ganekogortos.

En 1895, 18 años después, se funda EAJ-PNV, y en 1903 muere el maestro Arana. Al año siguiente nace Juventud Vasca de Bilbao, origen y germen de EMB. Ya en 1908 el PNV tiene algunos grupos de montañeros organizados que van por el monte a caseríos y aldeas promulgando la doctrina de Sabino.

El 3 de abril de 1921, mañana sábado hará 100 años, se constituye como tal Mendigoixale Batza, tras coronar Kalamua reuniéndose después en Arrate. En esa cita tenemos a 18 grupos vizcainos, 10 guipuzcoanos y un alavés. Ese mismo año hay una escisión importantísima en el EAJ-PNV que lógicamente afecta a EMB, pero la vida sigue y el partido, dos años después, controlado por Elías Gallastegi Gudari, crea la Federación Bizkaina y Gipuzkoana de montañeros.

Tres años después, como ya hemos dicho, se constituye la FVNA en Elgeta. Oficialmente son 57 clubs, pero verdaderamente son 77 entidades las fundacionales, según he detectado; tres de Araba, cinco de Nafarroa, 32 guipuzcoanas y 36 vizcainas. Ya tenemos en marcha las estructuras de gestión de ambos montañismos.

En 1930 nace Jagi Jagi. Digamos que fueron un grupo de mendigoixales ajenos a la disciplina del partido, que también se llamaban o llamaron EMB. A su vez fue un periódico que era su órgano de prensa, y que dirigió Gallastegi. Arrancó en septiembre de 1932, era semanal y tiraba 20.000 ejemplares.

Nace ese mismo año ANV (Acción Nacionalista Vasca), pequeño partido republicano moderado que tiene su grupo montañero político en Bilbao, Mendigoizale Euzko Ekintza, y en Barakaldo, Mendigoizale Euzkotarra, también en algunos otros pueblos.

La más poderosa agrupación de mendigoixales, la vizcaina, celebra el 24 de mayo de 1931 su asamblea en Betsaide, con 40 grupos organizados, y 1.000 montañeros patriotas. Aprueban su reglamento, nombran junta directiva y reconocen como autoridad a EAJ-PNV. Bizkaiko Mendigoixale Batza tiene grupos en casi todos los municipios en ese momento.

Ese mismo año es la constitución de la Federación Gipuzkoana (GMB), el 30 de agosto, en Itziar. Tres meses después la preside Carlos Linazasoro Maiztegi, alias Altzeta. Permitidme pararme un poco y que profundice en este interesante lejano familiar mío.

Nace en 1899 en Soraluze y su familia se asienta enseguida en Zumarraga. Mi amama, Amelia Rodrigo, era de allí y estaba emparentada con los Mate, y éstos con los Linazasoro. Iñaki Linazasoro, hijo de Carlos, fue alcalde de Tolosa, etnógrafo, montañero, txistulari y escritor, fue quien me puso el nombre de pila que llevo.

Dice de Altzeta Bernardo Anaut, que electrizaba a las masas y dice Irujo que con sus mítines fue el patriota vasco que más gente ha traído a las filas del partido, tras Sabio Arana.

A Linazasoro en 1924 y en la fundación de la FVNA (Federación Vasco Navarra de Alpinismo), le tenemos como directivo. Fue del Tolosa Club de Fútbol y de la Sociedad Deportiva Zumarraga Fútbol Club (1925). Miembro del GBB y EBB en 1934. Sufrió cárcel y destierro. Gran montañero, preside la Federación Gipuzkoana de Montañismo (02-X-1930 hasta enero de 1935). En 1931 le hacen un homenaje en el Irimo (901 m., Urretxu). Activo colocador de buzones montañeros, e impulsor de la Cruz de Izazpi en 1948 en Zumarraga. Colaborador en euskera de Pyrenaica y Aranzazu, entre otras revistas. Muere en 1965.

Esta secuencia histórica es la única que he encontrado fusionada entre ambos montañismos. Altzeta fue alma mater, directivo y gestor del montañismo deportivo, sobre todo en Gipuzkoa y también de EMB.

En 1932 se lleva a cabo la constitución de la Federación Alavesa de Mendigoixales, fue en octubre, con 10 grupos (Gasteiz, Legutio, Araia, Aramaio€). Idem, ese mismo año se organiza la de Nafarroa, con muy pocos grupos, todos relacionados con vizcainos idos a vivir allí. Se integran las cuatro Federaciones constituyendo Euskadi Mendigoixale Ba-tza (EMB) que preside Cándido Arregui.

Primer Aberri Eguna
 

En el primer Aberri Eguna (Bilbao 1932) 5.000 mendigoixales desfilaron uniformados. Se organizaron marchas nocturnas a los cinco montes bocineros de Bizkaia (Ganekogorta, Oiz, Sollube, Kolixa y Gorbeia). En 1988, hace 33 años, hicimos jóvenes que entonces militábamos en EGI, lo mismo.

Ese año, 1932, es el cataclismo en el montañismo organizado en Bizkaia. La disolución de la Federación montañera y tres años después la escisión en el BMB que obliga a EAJ-PNV a reorganizar su sección de montañeros creando Mendigoixale Aberkoi Batza. Parece que ambos montañismos se miran de reojo hasta en las crisis.

En el 36 se funda Gipuzko Mendizale Batza. Y en primavera de ese año los mendigoixales celebran mítines en Bizkaia y Gipuzkoa y nace el Centro de Estudios Pizkundia. El 17 de julio comienza la Guerra Civil y Gallastegi se marcha y esconde en Irlanda.

Hay una exhibición de mendigoixales en Artxanda, cuenta el rotativo Euzkadi que desfilaron 5.000 miembros con disciplina y entusiasmo. En unas pocas horas habían llegado en camiones, coches, pero sobre todo andando, a la cumbre bilbaina. Desfilaron en columnas de a 500 en una demostración que sirvió para ver el estado de ánimo y la disciplina de los cuadros nacionalistas vascos.

El 16 de agosto muere en la contienda el primer gudari conocido, caído en armas, Mikel de Alberdi (vicepresidente de EMB y presidente de GMB), en Bidania, comandando 300 mendigoixales. El EMB se integra en dos batallones; Lenago il (antes morir) y Zergaitik ez (¿Por qué no?), que dirigen los comandantes Mikel Ayerdi y Eugenio Orbegozo y como jefe Ángel Aguirreche.

En 1945 EMB sigue viva. En Iparralde, Cándido Arregui firma el Pacto de Bayona (estipulación firmada por partidos, sindicatos y los mendigoixalez en el exilio; PCE, PNV, UGT, ANV, ELA-STV, CNT, Izquierda Republicana, Socialistas de España y el Partido Republicano Federal).

Entre 1964 y 1969 se reinventan los mendigoixales por un grupo de jóvenes afiliados al EAJ-PNV. Uno de ellos, buen amigo, me cuenta cómo, en parte, el partido no apostó por ellos, eran ya otros tiempos. Todavía en la clandestinidad, quisieron desfilar en el Aberri de Pamplona (1967), pero los grises les molieron a palos. Estaban esperándoles a la entrada de la vieja Iruñea y cayeron como conejos. Parte de aquellos pasaron a ETA, y el resto se disolvió. Uno de aquellos jóvenes de la última etapa de EMB fue Joseba Goioetxea Asla, quien en 1993 fuera asesinado por ETA siendo sargento mayor de la Ertzaintza. Le esperaban en un semáforo, cerca de su casa en Matiko (Bilbao), cuando llevaba a clase en coche a uno de sus hijos, de 16 años. Ese crimen me marcó de por vida, al asesinar vilmente a mi amigo Joseba.

Sheve Peña Albizu, Iñaki García Uribe y Josu Billelabeitia (hace 25 años) en el Pico del Fraile.

Este es el relato del montañismo vasco, que se funde en dos historias que crecen juntas. No sabemos si tenían relación entre sí, pero sería la justa, nada tenían que ver los montañeros deportivos con los políticos, acaso algunos pocos estaban en ambas comuniones.

En 1895 se funda EAJ-PNV y en 1903 muere Sabino Arana; un año después nace Juventud Vasca de Bilbao, origen y germen de EMB

En el primer Aberri Eguna (Bilbao, 1932), 5.000 mendigoixales desfilaron uniformados, tras marchas desde los montes bocineros

 

noticias de deia