Embarazo y coronavirus. ¿Corre riesgo el feto?

El jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia en el Hospital de Cruces, Txanton Martinez-Astorquiza hace un llamamiento a la calma y aclara que las mujeres embarazadas deben protegerse

17.03.2020 | 17:09
Imagen de una mujer embarazada

Ante las epidemias de gripe las embarazadas son consideradas población de riesgo frente a población no gestante y se les ofrece la vacuna durante la temporada. Ahora, vivimos una situación excepcional, con un virus nuevo (Covid-19)  en cuyo fármaco se está trabajando y se espera que en breve esté en el mercado.

Por la poca evidencia científica existe un gran alarmismo social y surgen millones de preguntas. A través de esta noticia intentaremos en esta histeria social aclarar algunas dudas dirigidas a las mujeres en periodo de gestación. ¿Se puede transmitir el virus al bebé? ¿Qué medidas debe tomar una mujer embarazada ante la Covid-19? ¿Se puede dar el pecho si la madre está enferma de coronavirus?

Lo que sí se sabe es que la tasa de infección de coronavirus en el caso de mujeres embarazadas es similar a las de un adulto. Por eso, es importante que sigan las recomendaciones para evitar el contagio, y que consulten con el especialista de referencia en caso de sospecha de contagio.

En este sentido, el jefe de Servicio de Ginecología y Obstetricia en el Hospital de Cruces, Txanton Martínez-Astorquiza hace un llamamiento a la calma y aclara que las mujeres embarazadas deben protegerse porque son consideradas población de riesgo. "Hay que mantener las mismas medidas. Intentar no estar en contacto con la gente que tiene el virus o puede tener sospecha que lo tiene. Es un grupo de personas de riesgo y por lo tanto deben protegerse. Que no salgan a por el pan, ni a por el periódico", aconseja el experto.

Por suerte, los niños parecen ser los pacientes menos afectados por el Covid-19 incluso al nacer. Varios profesores chinos han publicado un estudios en la revista especializada Frontiers in Pediatrics que establece que el virus no parece transmitirse de madres embarazadas a sus recién nacidos.

De momento hay un estudio de la Universidad de Wuhan, cuyas conclusiones han sido publicadas en The Lancet,en el que se analizó a nueve mujeres embarazadas infectadas en Wuhan donde no han encontrado pruebas de transmisión vertical en la última etapa del embarazo.

Aunque apuntan a que dada la importancia de esta emergencia de salud pública mundial, estas conclusiones están limitadas por el pequeño tamaño de la muestra.En el caso de estas nueve embarazadas infectadas todas dieron a luz por cesárea y ninguno de los bebés dio positivo en coronavirus, no hubo rastro del virus en el líquido amniótico de la madre, ni en la sangre del cordón umbilical o la leche materna. "En el documento realizado por el Ministerio se recoge que este año en mujeres embarazadas por Covid-19  no se ha producido ninguna muerte en China", relata Martínez- Astorquiza.

En este sentido, el experto aclara que en la actualidad no existe ninguna evidencia de transmisión vertical. Es decir de una embarazada al feto o al embrion. "No hay evidencia de que una madre que dé positivo en el segundo o tercer trimestre de gestación tenga mayor riesgo de que su hijo sufra malformaciones o enfermedad neonatal", aclara, pero sin embargo sí existe relación entre madres positivas al Covid-19 y prematuridad.

Casos de positivos en neonatos y sus madres


De hecho existen casos de neonatos que han dado positivo al Covid-19, y sus madres también. Pero en esos casos parece que la infección ha sido transmitida por contacto (una vez nacido) y no por vía vertical (transmitida de la madre al feto a través de la placenta). ¿Una madre infectada con el virus puede dar el pecho a su bebé? Para las madres que ya hayan dado a luz y estén amamantando a sus bebés después de ser positivo en coronavirus, parece bastante seguro que el virus no llega a la leche materna, por lo que la lactancia natural es una opción segura siempre que se lleven a cabo unas correctas medias de higiene como el lavado de manos o el uso de mascarillas en caso de que la madres esté contagiada.

Por lo tanto, la lactancia no está contraindicada, pero según afirma Martínez-Astorquiza la trasmisión del virus no va a ser a través de la leche sino del contacto con la piel. "Hay que proteger al niño de su madre porque se transmite a través del contacto con la piel. Es clave limpiar el cuerpo de la madre, el pecho y que la madre evite tocar nada para no infectar al bebé. Es muy complicado, pero en esos casos la madre debe hablarlo con los profesionales y marcar unas pautas", explica el ginecólogo.

Con todas estas aclaraciones el profesional insiste en la importancia de mantener la calma y de protegerse al máximo evitando salir de casa para blindarse ante el virus. "Paciencia. Que las mujeres embarazadas se lo tomen con tranquilidad, sin perder nos nervios. Que no salgan de casa, que vaya la pareja. Tienen que cuidarse ellas y el bebé", concluye el experto.

Información emitida por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO)

A pesar de existir muy pocos datos disponibles sobre el efecto de Covid-19 y embarazo, parece que este virus afecta más a hombres que a mujeres, con lo que las embarazadas no serían más susceptibles del contagio.

En las embarazadas existe un rango amplio de manifestaciones clínicas, desde asintomático a cuadros graves respiratorios.

Chen y Cols. Estudio en febrero 2020. Nueve embarazadas en tercer trimestre: 100% RN sanos, todos parto por cesárea electiva, Puntuación de APgar de 8-9 a minuto 9-10 a los 10 min. Ninguna embarazada grave.

Hay otro estudio en china, y en el que se realizó el test orofaríngeo a todos los RN dando negativos en todos.

De estas publicaciones con poca muestra la SEGO extrapola que:


1. La neumonía no es más grave en las embarazadas comparadas con el resto de grupos de población.

2. No hay transmisión vertical de madre a feto.

3. La infección perinatal puede tener efectos adverso en el RN como pérdida de bienestar fetal, parto pretérmino, distres respiratorio, alteración de la función hepática.

Actualmente parece que se está tomando la decisión de practicar cesáreas a las mujeres que han dado positivo, independientemente de su estado de salud. Pues bien, la evidencia no muestra que haya una forma de parto mejor, es decir que se debería tomar la decisión conjunta profesional y mujer.

El modo de parto no debería estar influenciado por la presencia del coronavirus salvo que el estado respiratorio de la mujer lo demande de manera urgente o haya signos evidentes de sufrimiento fetal. No existe evidencia de que la epidural no pueda ponerse en el caso de coronavirus, de hecho sería de elección ya que se podría ahorrar una posible analgesia general en el caso de tener que hacer una cesárea.