En concierto

Porco Bravo regresa 6 años después a petición popular

17.12.2021 | 00:31
La formación actual del grupo de Barakaldo posa con su localidad al fondo. Foto: Last Tour

El grupo vizcaino edita 'Somos', su cuarto disco, y lo presenta en vivo en Bilbao, en la sala Santana 27

E L rock salvaje, eléctrico y con influencias de la escena escandinava de Porco Bravo vuelve a la acción. La piara está de regreso con un nuevo disco, Somos (Orbita Música), publicado tras seis años de silencio. El combo vizcaino lo presentará mañana en Bilbao, en Santana 27, a las 20.00 horas. Por otra parte, Willis Drummond descargará en el Kafe Antzokia también mañana.

La piara abandona su guarida, en la que ha estado cobijada seis largos años y sale de nuevo a campo abierto. Porco Bravo regresa para embestir con su rock airado y, aunque "la cosa está muy cruda", han decidido grabar un nuevo disco, puede decirse que a petición popular, ya que usaron el crowdfunging.

"Salió muy bien, ya que participaron 600 personas que aportaron 22.000 euros. Ante tal respuesta, había que hacerlo sí o sí. El dinero nos dio seguridad y ahora se cumple con la palabra dada", nos explica Manu Gallego, el cantante de Porco Bravo. "El álbum se plantea también como un apoyo a las salas de conciertos y al circuito, que han estado mucho tiempo parados. La gira empezó con la última ola y está siendo complicada y agotadora", lamenta.

Su cuarto disco, Somos, se grabó en los estudios Lorentzo Records y Altxatune, contando con Aitor Ariño (Platero y Tú, Su ta Gar, Extremoduro...) y Txortx Etxebarrieta, quien también se ha encargado de la producción y la mezcla junto a Asier Domínguez (guitarrista y principal compositor de la banda), con la ayuda de J. A. Batiz. El remate final lo dio Steve Fallone (Ramones, The Chesterfield Kings) masterizándolo en los prestigiosos estudios Sterling Sound de Nueva York.

El disco sigue fiel a las influencias de los escandinavos Turbonegro o Gluecifer, de los legendarios Motörhead y del punk – hard de Dictators. Su rock, que se propulsa en el escenario, suena eléctrico, incendiario y acelerado en cortes como Al despertar y Quiero crecer, mantiene el pulso en Corazón negro, donde el tempo baja algo, y resulta infeccioso en las melodías y estribillos de No te puedes marchar y De cristal. Deja el himno ¡Somos, fuimos y seremos! como prueba de amor a la música.

Willis Drummond Y en el Antzoki, mañana, a la misma hora, cita con Willis Drummond que coincide con la publicación de un disco en directo que refleja su última gira en formato semiacústico. No sonarán así en Bilbao, ya que prometen el sonido eléctrico de siempre cuando interpreten temas como Nahi eta nahiez, A ala B, Joan ikustera e Ilegala.

noticias de deia