Una joven polaca logra vender una emoción en forma de un token

Además de lo inmaterial, el comprador tendrá una cena presencial y privada con la chica

22.07.2021 | 10:46
La joven que ha decidido vender su amor en internet.

Actualmente las personas se encuentran sumergidos en la llamada era digital. Es por esto que afecta a la manera en que las personas perciben el mundo.

Como resultado de esto, una influencer de Polonia ha conseguido vender una emoción en forma de token no fungible por 214.000 euros.

Marti Renti tiene más de dos millones de seguidores en TikTok. Por otra parte, la joven se proclama como la primera persona en tener la iniciativa de vender el amor, algo que no es material.

En una publicación de Instagram, la chica dice que "aún no sé quién lo ha comprado". Puede parecer sacado de una historia de ficción porque es difícil imaginar quién es esa persona que gastaría su dinero en algo intangible.



La venta se pudo llevar a cabo gracias a la colaboración con Fanadise. Esta última es una plataforma que ayuda a los influencers a vender contenido exclusivo. Normalmente suelen ser fotos y vídeos, lo que los fans pueden adquirir a cambio de una suscripción.

La página web afirma, acerca de la original venta, que "este es el primer amor de NFT basado en el ADN digital de Marti Renti. Símbolo e inicio de la nueva era digital".

Para que la compra sea más satisfactoria y el comprador pueda llevarse un bonito recuerdo, se le ha invitado a una cena presencial con la chica. Entonces ya se puede saber que la persona al menos se verá recompensada de alguna manera.

Según Renti, "el amor físico, el amor platónico y el amor digital pueden ser diferentes, pero cada uno es real de la misma manera que todos nuestros pensamientos y sentimientos. Y digital significa eterno. Después de todo, todo lo digitalizado ahora permanecerá con nosotros hasta el fin del mundo. Fotografías, películas, recuerdos, todo".

Y en cierta manera es correcto que la joven quiera defender la razón detrás de tan extraña venta, pero no quita que es un tanto absurdo invertir esa cantidad de dinero en algo que no se puede ni ver, ni tocar. Pero como suelen decir las personas, "hay gente para todo".
noticias de deia