Tekno

¿Por qué se van las marcas de Facebook?

Un grupo de asociaciones proderechos civiles norteamericanas han propuesto que a las compañías hacer un boicot a la publicidad enFacebook. La razón, no hacer nada para detener los discursos de odio que se producen en millones de muros

11.07.2020 | 00:12
¿Por qué se van las marcas de Facebook?

CON el hashtag #StopHateForProfit, un grupo de asociaciones proderechos civiles norteamericanas han propuesto que a las compañías que ponen anuncios realicen un boicot a la publicidad de Facebook, al menos, durante el mes de julio. La razón es que a pesar de los múltiples intentos de su fundador Mark Zuckerberg por lavar la imagen después de ser el canal que aupó a la presidencia a Donald Trump gracias al escándalo Cambridge Analytica, da la impresión que no hacen absolutamente nada para detener los discursos de odio que se producen cada día en millones de muros. Los informes que muestran estas compañías no dejan lugar a dudas. Los algoritmos de Facebook favorecen el enfrentamiento y las luchas entre extremos porque a la larga generan un mayor número de visitas, más uso de la plataforma y por tanto, al final se traduce en más anuncios y por tanto más beneficios.

A estas alturas el boicot de las marcas más importantes sigue su marcha: Verizon, Coca-Cola, Microsoft, Ford, Unilever o Pepsi, han anunciado el cese temporal de sus campañas de Facebook y han avisado que a partir de ahora la publicidad en las otras redes sociales se analizará con sumo cuidado. Me preocupa que este "cese temporal" no sea más que una forma de aprovechar el momento y mostrar el rostro más limpio de estos anunciantes, y que en cuanto pase esta tormenta vuelvan a utilizar las redes sociales, como lo hacían hasta ahora, ya que en la actualidad les sale muy rentable el coste en relación a las ventas que logran de sus productos. También puede ser el mes de las pequeñas compañías y agencias de publicidad, que pueden ver como sus anuncios que nunca lograban ni de lejos la notoriedad de las grandes marcas, van a poder estar ahora en las primeras posiciones y con un número de impresionas altísimo pero gastando una cuarta parte de lo que necesitaban gastar antes. No se que me da que en la cuenta de resultados de Facebook a final de año no quedará reflejado, pero al menos ha despertado conciencias y como en todos los procesos que surgen de esta forma, paso a paso se puede logra un gran cambio.

El problema del uso de Facebook ¿Qué tiene que cambiar Facebook para que volvamos a confiar? El problema no está solo en la red social, sino en como hacen sus usuarios o las agencias un uso de la misma, en beneficio únicamente de obtener más ventas o hacer que mis ideas se impongan sobre las demás. Facebook nace como una aplicación con la que poder ponerte en contacto con antiguos compañeros de universidad, deriva en una aplicación en la que se podía ligar y acaba por reconvertirse en lo que a día de hoy es el mayor muro de conversaciones, fotos y contenidos multimedia que existen a nivel mundial.

Está claro que este crecimiento desmesurado se les fue de las manos, pero creo que han tenido tiempo de sobra para poder poner determinados controles que saquen de allí cualquier comentario o vídeo que incite al odio y la destrucción de mis oponentes de la manera que sea. Hacer cada día declaraciones indicando que acaban de mejorar el algoritmo que impide estas situaciones y al mismo tiempo continuar leyendo este tipo de comentarios, bulos, timos o engaños, no refleja que de verdad se esté cogiendo al toro por sus cuernos.

Son muchos millones en publicidad los que están en juego, pero lo que estamos hablando es del futuro del uso de las redes sociales, no de un simple comentario o Tweet.

@juandelaherran