Histórico olvidado

Juan Larrea, un verso libre y exiliado

09.05.2020 | 00:23
Juan Larrea, un verso libre y exiliado

VIO su primera luz en una familia acomodada de Bilbao aunque fue enviado a los cuatro años de edad a Madrid, a casa de una de sus abuelas; viviría allí tres años (1899-1902). De vuelta en Bilbao, inició sus estudios en las Escuelas Pías e hizo el bachillerato en Miranda de Ebro. No está claro si cursó sus estudios de Filosofía y Letras en la Universidad de Deusto o en la Universidad de Salamanca Tanto da porque Juan Larrea estalló como poeta y nombre propio de la cultura tiempo después.

Comenzó a trabajar como archivero y bibliotecario en el Archivo Histórico Nacional sito en Madrid, tras ganar unas oposiciones en 1921. Dejará dicho empleo en 1926, al mudarse a París, donde permuta el castellano como lengua de creación con el francés. Allí, junto a César Vallejo, funda la revista Favorables París Poema, cuyo primer número incluía un manifiesto de carácter surrealista escrito por él, en la que colaborarán Gerardo Diego, Tristan Tzara, Vicente Huidobro, Juan Gris. Una vez rotos los vínculos con la lengua materna, alcanzó la máxima libertad creativa de acuerdo con los ideales del movimiento.

En 1929 Larrea contrajo matrimonio con Marguerite Aubry, y la pareja reside en Perú durante un año (1930-31). Al regresar a París, el escritor abandona temporalmente la creación poética y se vuelca en escribir en prosa. En 1937 Juan Larrea formó parte (junto con Josep Renau, José Bergamín, Max Aub y otros) de la delegación que pidió a Pablo Picasso su participación en el Pabellón de España de la Exposición Internacional de ese año, a la que el malagueño aportó el Guernica y los grabados Sueño y mentira de Franco.

Mantuvo una colección epistolar, que incluía cartas de Federico García Lorca, Gerardo Diego, Vicente Huidobro e incluso una de Albert Einstein (que reprodujo en su libro Guernica de 1977); además de varias obras de arte. Poseyó una escultura móvil de Alexander Calder, cinco esculturas de bronce y un grabado al aguafuerte de Jacques Lipchitz y tres carpetas completas de los grabados Sueño y mentira de Franco de Pablo Picasso. Becado por la Fundación Guggenheim, y a partir de 1956 lo hará en Córdoba (Argentina), como profesor e investigador en la Universidad local; allí se jubiló en 1978 y allí falleció.

En el continente americano Larrea desarrolló su obra ensayística. Asimismo, en México, es considerado como uno de los valedores de la proyección internacional de los Cuadernos Americanos.

Protagonista: Juan Larrea.

Gesta: Fue un poeta y ensayista bilbaino que desarrolló gran parte de su obra en el exilio, casi toda ella enmarcada en el ámbito de la poesía vanguardista. Max Aub lo definió como "el más puro exponente de los 'ismos' en España"

noticias de deia